Tres años después de quedarse tetrapléjico… ¡consigue ponerse en pie sin ayuda!

La vida de Robert Paylor cambió durante un partido de rugby y aunque los pronósticos no invitaban a la esperanza, él no la perdió

2 Minutos de lectura

10 de Septiembre 2020 / 19:07 CEST

Se rompió el cuello en un partido de rugby

Ha compaginado su rehabilitación con sus estudios y se ha graduado en la Escuela de Negocios de la Universidad de Berkeley

© RobertPaylor5

Robert Paylor tiene una historia detrás que sirve como ejemplo de superación e inspiración. Se quedó tetrapléjico hace tres años, un tiempo en el que ha peleado a diario para recuperar la movilidad que tenía hasta la tarde en la que su vida cambió. Ahora ha dado el paso más importante en su rehabilitación. Literalmente.

Cuando estudiaba en la universidad, Robert formaba parte del equipo de rugby. Efectivamente, todo ocurrió en uno de los partidos que formaban parte del campeonato que estaba jugando: se rompió el cuello.

El pronóstico de los médicos fue un jarro de agua fría: no volvería a andar ni a mover sus manos. Sin embargo, Paylor se negó a aceptar aquella realidad. Había perdido mucho aquella tarde primaveral, pero lo que no se había desvanecido era su esperanza. Estaba vivo y las lesiones que sufría no iban a definirle como persona.

Se rompió el cuello en un partido de rugby
Levantarse de su silla de ruedas sin ayuda le ha costado 1.220 días©RobertPaylor5

En pie sin ayuda

A partir de aquel momento su lucha para conseguir echar por tierra aquel diagnóstico ha sido diaria. Hoy en día mueve los brazos y da pequeños pasos gracias a sus muletas y a un andador. Ese tesón le ha llevado a conseguir todo un logro: ponerse en pie sin ayuda. Un hito que compartió en sus redes sociales desatando todo un fenómeno viral.

‘¡Hoy me he levantado por mi cuenta de mi silla de ruedas por primera vez! Me costó 1.220 días conseguir este objetivo y valió la pena cada segundo’. Así lo explicaba el propio Robert Paylor en su cuenta de Twitter, un texto que acompañó con un vídeo en el que mostraba cómo había conseguido su particular hazaña.

  

Motivador profesional

Desde 2017 la vida de Robert es otra diferente, pero esto no le ha impedido seguir con su nueva normalidad. A pesar de invertir un año en su agotadora rehabilitación para que su cuerpo volviera a funcionar, consiguió graduarse en la Escuela de Negocios de la Universidad de Berkeley. Al mismo tiempo ha estado dando charlas de motivación con las que inspira a personas que están en situaciones semejantes a él para que consigan lo mismo.