Sin perder la calma: así fue el encuentro de un enorme oso con tres turistas en un parque de México

Las tres mujeres tuvieron que quedarse muy quietas para evitar que el animal se pusiera nervioso y las atacara

2 Minutos de lectura

20 de Julio 2020 / 11:08 CEST

oso negro

El aterrador encuentro ocurrió en el parque ecológico de Chipinque en Monterrey, Nuevo León en México

© Custom

Cuando estas tres amigas planearon un día de senderismo por el Parque Ecológico Chipinque, de Nuevo León, México, jamás se imaginaron que esta “escapada” de desconexión se convertiría en una de las grandes experiencias de su vida. Cuando se encontraban caminando por una de las veredas del parque fueron sorprendidas por un enorme oso negro que lejos de asustarse al verlas se acerco “peligrosamente” hasta ellas. Las observó, las olisqueó y hasta se puso a dos patas frente a una de ellas. Mientras que otro grupo de visitantes les alertaba de que no se movieran ni perdieran la calma.

Todo sucedió en apenas un minuto, sin embargo, para las tres amigas este encuentro fue eterno. Aunque el oso incluso intentó agarrar a una de ellas, esta no realizó ningún tipo de movimiento brusco, por lo que el oso rápidamente perdió el interés y acabó volviendo por donde había venido. Sin embargo, cabe señalar que una de las mujeres protagonista de este encuentro cometió una grave imprudencia al sacar su teléfono móvil y realizarse un selfie con el animal.

Tras el suceso, el Parque Chipinque emitió un comunicado en el que señalaba ser conocedor de los hechos y que tomará las medidas adecuadas para que una situación de esas características no se repita de nuevo.

  

“A raíz del video que está circulando en redes sociales sobre la interacción riesgosa del oso negro con una visitante hacemos de su conocimiento que el equipo del Parque Ecológico Chipinque esta colaborando con Parque y Vida Silvestre de Nuevo León, para la captura del oso en cuestión y su adecuado manejo” se lee en el comunicado del Parque Chipinque. “Este tipo de acercamientos por parte del oso negro a la visitante, es una conducta anormal provocada por el ser humano. La interacción mostrada en el vídeo debió haberse evitado, lo indicado es alejarse al detectar la presencia del oso y no acercarse. Sin embargo, vemos que inclusive la persona buscó tomarse una foto. Dado lo anterior, Chipinque tomará medidas estrictas ante los visitantes que pongan en riesgo su vida o la de la fauna” se añade en la nota.

El Parque Chipinque también reconoció, por medio de su cuenta de Twitter, la ayuda que otros visitantes le brindaron a las mujeres que tuvieron contacto con el oso, quienes la invitaron a conservar la calma y no moverse. “Ante lo acontecido en Chipinque, nos sentimos aliviados de que las personas salieran ilesas. Agradecemos a los visitantes que brindaron su apoyo a las tres personas y reconocemos la calma que mantuvieron durante el momento tan tenso que vivieron”.