El conmovedor motivo por el que este perro aparece en la orla de la escuela de su dueña

El centro donde la pequeña Hadley estudia ha decidido sorprenderla incluyendo la imagen de su can, un gesto muy significativo

2 Minutos de lectura

24 de Mayo 2020 / 14:10 CEST

Primer plano de la imagen de la orla con el perro Ariel y Hadley

Ariel y Hadley aparecen juntos en la orla de la escuela

© Facebook

Durante este mes y las próximas semanas son muchos los escolares y estudiantes que se están graduando. Las imágenes de las orlas son un bonito recuerdo que recopila los retratos de los compañeros de clase, pero en una escuela de Louisville, Estados Unidos, han decidido incluir a un “alumno” muy especial: un perro. La imagen se ha hecho viral en las redes sociales ¿Cuál es el motivo de que hayan incluido al animal?

La pequeña Hadley Jo Lange, de 7 años, padece epilepsia, un transtorno neorológico que causa convulsiones. Por ello siempre está acompañada de Ariel, su perro de servicio que en el día a día está junto a ella y la cuida. “Este perro realmente le ha salvado la vida a mi hija”, dijo su madre, Heather Lange, madre de la pequeña, a CNN. “No sé cómo podría agradecerle a Ariel como madre. Va con ella a todas partes, a la escuela, viaja en el autobús con ella, va a sus clases de baile y práctica de fútbol. Siempre tiene los ojos en mi niña. Es una gran sensación de seguridad”, explica.

Ariel y Hadley, inseparables
Ariel y Hadley©Facebook

Y es que el animal siempre está pendiente de Hadley y es capaz de percibir cuando está sufriendo un episodio. Ariel alerta rápidamente a los profesores ladrando para que acudan y mientras se recuesta al lado de la niña y si ve que se cae se pone debajo para mortiguar su caída.

Todos en la escuela tienen una gran devoción por la labor del animal, lo consideran uno más y por ello decidieron incluirlo en el anuario junto a Hadley. “Cuando recibí el anuario y vi que incluían a nuestro perro de servicio, ese fue uno de los momentos más conmovedores de mi vida. La inclusión significó mucho”, dijo Lange, quien resalta que este gesto de que somos diferentes y que “podemos ser amables e inclusivos y aceptarnos mutuamente”.

Hadley tuvo su primera convulsión cuando tenía unos dos años, estaban fuera cenando y la niña estaba en el regazo de su madre. “Nos golpeó de la nada. Pensé que la había perdido”, dijo Lange.

Encontrar a una buena compañera para su hija no fue fácil para su familia. Este tipo de animales suelen ser muy costosos pero Lange consiguió reunir 20.000 dólares para hacerse con Ariel, gracias a las generosas donaciones de amigos y organizaciones.