Un cliente deja cerca de 5.300 euros en propinas a los trabajadores de una peluquería

Los empleados no dieron crédito al recibir tal cantidad

1 Minuto de lectura

24 de Mayo 2020 / 10:33 CEST

Fotografía de la peluquería Floyd’s 99 Barbershop

Fotografía de la peluquería Floyd’s 99 Barbershop

© Facebook. Floyd’s 99 Barbershop

En una peluquería de Denver han vivido una situación que recordarán siempre, especialmente sus empleados. Un cliente, del que no se conoce su identidad, fue a cortarse el pelo a ‘Floyd’s 99 Barbershop’, ubicada en la universidad de Denver. Allí le atendió Ilisia Novotny, que ese día no tenía planeado trabajar y a la que le quedaba poco para que finalizara su turno. Aquel hombre le contó que se había mudado a Denver desde Chicago y estuvieron hablando del equipo de béisbol ‘Chicago Cubs’ y de lo difícil que habían sido los dos últimos meses. Cuando Ilisia acabó, él se levantó para pagar en la recepción y se dirigió hacia ella diciéndole “no es un error”. Así lo contaba Ilisia en declaraciones a denverpost.com.

En un primer momento no sabía a qué se refería con esas palabras, pero enseguida se enteró de que se trataba de la importante propina que le había dejado. ¡2.500 dólares! El hombre pagó alrededor de 2.290 euros por un corte de tan solo 27 dólares, unos 25 euros.

La empleada, que reconocía que se puso a llorar, ha narrado lo duro de esta situación al no saber cuándo podrían volver a trabajar. Ilisia no fue la única afortunada en el negocio. Sus compañeros también recibieron generosas propinas. El gerente, 915 euros, la recepcionista, 458, y las otras 18 personas que allí trabajan, 1.650 para repartir entre todos. En total, dejó alrededor de 5.300 euros.

Más tarde, la propia peluquera insistió en un comunicado recogido por foxnews.com que “se quedó sin palabras... no puedo decir cuánto significa esto para todos nosotros”.

Ilisia estaba teniendo problemas económicos para pagar las facturas de los meses anteriores a la vuelta al trabajo. De hecho, la propina le ha permitido pagar el alquiler del mes de junio.

Todos ellos destacaban el apoyo que han tenido desde la reapertura. Ilisia resaltaba que “fue muy agradable ver el aprecio que todos tuvieron al entrar para hacer su reserva el primer día que se nos permitió abrir”. Y añadía “me encanta cortar el pelo y hacer que todos se vean lo mejor posible”.