home/EN LA RED

Todo por amor: una pareja de 18 años se casa tras enterarse de que a él solo le quedan unos meses de vida

Chase Smith, quien sufre un tipo de cáncer raro denominado sarcoma de Ewing, dio el ‘sí, quiero’ a su novia Sadie Mills

2 Minutos de lectura

21 de Mayo 2020 / 15:57 CEST

cáncer

La pareja quería casarse al acabar la Universidad, pero la enfermedad de él aceleró sus planes

© Facebook/Jeff Mills

Hace tan solo seis meses que se dieron su primer beso, fue justo cuando él, que responde al nombre de Chase Smith, acompañó a la que se convertiría en su novia, Sadie Mills, hasta su casa., Lo que no se imaginaron es que en ese mismo lugar y echando un pulso al tiempo acabarían dándose el ‘sí, quiero’. Y es que la historia de amor de Chase y Sadie es una historia a contrarreloj debido al sarcoma de Ewing que él padece y por el que su vida se esta apagando, por lo que ha decidido vivir un poquito más deprisa y cumplir algunos de sus sueños pendientes.

Por ello, Chase, de tan solo 18 años y quien padece esta enfermedad que afecta a los huesos desde que tenía 12 años, decidió pedir matrimonio a su chica después de que los médicos que le están tratando le anunciaran que le quedaban apenas cinco meses de vida. La pareja organizó la boda en tan solo cuatro días y entre risas y muchas lágrimas congregaron a sus seres queridos para que fueron testigos de su enlace, que tuvo lugar el pasado 29 de abril a las puerta de la casa de Sadie.

sucesos bodas
La pareja celebró la boda a las puertas de la casa de Sadie, donde se dieron su primer beso©Facebook/Jeff Mills

“No hemos estado el uno sin el otro más de un día o dos desde nuestra primera cita”, dijo Chase a Indy Star . “Lo más importante del mundo para mí en este momento es pasar todo el tiempo posible amando y riendo. Vivir la vida al máximo y disfrutar de cada momento” explica feliz de haber dado este gran paso.

La pareja, que asistió a escuelas secundarias rivales, se conoció por primera vez en 2018 cuando ambos se encontraron en una heladería, Pero no fue sino hasta un año después que Chase le pidió el número de Sadie y comenzaron a salir.

Sadie ha señalado que lo que más le gusto de Chase fue su madurez, y todas las cosas en común que tenían como ir juntos a la iglesia, el cine y hablar sobre la vida y su futuro. “La boda fue, sin duda, el mejor día de mi vida”, ha confesado la joven. “Siempre quise un enlace al aire libre y a Chase se le ocurrió la idea de colocar un altar justo donde nos dimos nuestro primer beso y eso significó mucho para mí”.

En su gran día, Mills llevaba un vestido blanco con adornos florales, mientras que Chase, quien no pudo contener las lágrimas a ver a su futura mujer, lucía un traje azul marino. “Estaba muy emocionado de verla porque no la había visto en todo el día”, ha señalado el joven. Además de su recién estrenada mujer, Smith confiesa: ”Ella calma mis temores. Cuando estoy pasando por un mal momento con mi diagnóstico, tengo dolor o tengo mucha ansiedad, ella es la única persona a la que puedo acudir. Sadie es capaz de conseguir que me relaje y logre pensar en otra cosa”

Últimas noticias