home/EN LA RED

La peculiar solución de un restaurante de EEUU para reabrir sus puertas es digna de un parque acuático

Este ingenioso invento permite mantener la distancia de seguridad de dos metros entre sus clientes

1 Minuto de lectura

19 de Mayo 2020 / 14:49 CEST

Se las ha proporcionado una empresa de eventos

Las ruedas permiten mantener una distancia de dos metros

© @MagicBendy

Hace unos días, la ciudad de Ocean City ubicada en el estado de Maryland (Estados Unidos) dio la autorización a bares, restaurantes y hoteles para recuperar su actividad. Eso sí, deberán aplicar las pertinentes medidas para garantizar la seguridad de sus empleados y clientes ante el Covid-19. Uno de estos establecimientos, el Fish Tales, ha tirado de imaginación para poder ofrecer estas garantías a todo el mundo.

Donna Harman es la propietaria del citado bar y ha confesado que la idea se la dio su prima Erin, la cual posee una empresa que organiza eventos en Baltimore. Igual que ella, se ha visto obligada a cerrar su negocio debido a la pandemia del coronavirus, aunque ahora ambas tienen una oportunidad para remontar el vuelo.

Entre las dos han encontrado una peculiar manera de poder reactivar sus pequeñas empresas: mesas hechas con grandes neumáticos. Desde que tuvieron la idea hasta que le dieron forma real no pasaron demasiados días. De momento, el Fish Tales cuenta con diez superficies aunque el objetivo es llegar a 30 en un futuro no muy lejano.

Se las ha proporcionado una empresa de eventos
Las han fabricado con la ayuda de una organizadora de eventos©@MagicBendy

Neumáticos reconvertidos

Estas ruedas, típicas en las estampas de cualquier verano en la playa o de una jornada en un parque acuático, ayudan a respetar el distanciamiento social entre los clientes y los empleados del bar. Los consumidores se sitúan en el centro y pueden moverse gracias a las ruedas con las que han equipado a estas particulares mesas.

Puede que compartir la comida no sea tarea fácil con este invento, pero al menos el Fish Tales garantiza un espacio de dos metros como mínimo para minimizar el riesgo de contagio por Covid-19. Y, además, tiene la ventaja de ser asientos portátiles para poder moverse hasta dar con el lugar idóneo y disfrutar de una velada que no dejará a nadie indiferente.

Últimas noticias