Si vas a saltarte tu clase virtual, no te fijes en este truco tan poco sofisticado (aunque eficiente)

Las videollamadas están desatando el ingenio de muchos alumnos para obviar sus obligaciones

2 Minutos de lectura

18 de Mayo 2020 / 10:52 CEST

Utilizó su propia ropa, un balón y gafas de bucear

Este fue el sustituto de Pedro mientras se iba a desayunar

© TikTok

El coronavirus ha obligado a los alumnos a reubicar sus clases cambiando las aulas por sus hogares para frenar la pandemia y minimizar los riesgos. Sin embargo, este confinamiento no está siendo fácil para algunos de ellos y, para otros, se ha convertido en la oportunidad perfecta para dar rienda suelta a la picaresca. Hasta ahora hemos visto muchos trucos para no asistir a las clases virtuales, pero este, quizás, es el menos aconsejable de todos.

Loading the player...

Colegios y universidades se han decantado por las videollamadas para, en la medida de lo posible, seguir con su rutina. Este tipo de aplicaciones se han erigido como la herramienta perfecta para profesores, estudiantes y trabajadores de todo tipo. El problema es que tienen un pequeño ‘vacío legal’ que muchos están usando para saltarse reuniones y clases de formas bastante creativas.

Y así es cómo llegamos hasta el inesperado truco que utilizó este estudiante para poder ausentarse mientras le hacía creer a su profesor que mantenía toda su atención en la lección que impartía ese día. En realidad, invirtió el tiempo en el que debía haber asistido a clase en darse un pequeño homenaje en forma de desayuno. ¿Cómo lo consiguió? Aunque parezca increíble… con un muñeco de trapo.

Un balón y su ropa

Tal y como ha mostrado el propio alumno en un vídeo que ha subido a las redes sociales, dio forma a una figura con un balón, unas gafas de bucear, algo de cinta aislante de color azul y su ropa. A continuación, colocó a esta especie de espantapájaros frente a la cámara web de su portátil a la hora de la clase… y funcionó.

Lo normal es pensar que el profesor se daría cuenta del engaño porque salta a la vista que cualquier parecido entre el muñeco y la realidad sería pura coincidencia. Sin embargo, estaba tan concentrado en impartir su asignatura que no se dio cuenta que Pedro no era él realmente.

Y aquí es donde ha residido el éxito de un vídeo muy aplaudido en las redes sociales, donde son muchos usuarios los que han confesado que van a intentar imitar este truco esperando obtener el mismo resultado a pesar de su poca sofisticación.