El estricto (e increíble) protocolo de desinfección para los niños en la vuelta al cole en China

En un vídeo se ve a un menor que antes de entrar a clase debe de seguir un control de seguridad debido a la pandemia del coronavirus

1 Minuto de lectura

09 de Mayo 2020 / 16:06 CEST

Vuelta al cole en China

Un niño pasa por un estricto control de desinfección antes de entrar en clase

© TikTok

Poco a poco se está recobrando la normalidad en China, aunque eso sí siguiendo estrictas medidas de higiene y protección. En las redes sociales se ha hecho viral un vídeo de TikTok en el que se muestra paso a paso el increíble protocolo a la entrada de un colegio. Antes de acceder al centro de estudios, tienen que primero desinfectarle los zapatos al niño, tirar la mascarilla con la que ha venido de la calle, echarle un gel en las manos y vaporizar su ropa y la mochila. Por último, control de temperatura en una máquina y secado de manos para profundizar la desinfección.

  

Las autoridades chinas han tomado, junto a estas medidas, otras que están dando la vuelta al mundo y que pueden ser un ejemplo de cómo será en el resto de países el regreso al cole. Por ejemplo, en las aulas han instalado mamparas en los pupuitres, además de reducir el número de alumnos en las clases dividiéndolos en grupos. En algunos sitios incluso han fabricado sus propios gorros con unas hélices largas para guardar el distanciamiento social requerido con sus compañeros.

Vuelta al cole en China
Mamparas en los pupitres de las escuelas©GettyImages

En España, la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, anunció que las clases tendrán que reducir su número de alumnos a la mitad el próximo curso 2020-2021, con un máximo de 15 por aula, si antes no llega la vacuna contra el coronavirus. En este supuesto, habría que compaginar la docencia presencial con la telemática, organizando diferentes turnos con los alumnos, con el objetivo de evitar la masificación en las aulas y evitar el riesgo de contagio.

“Es en lo que estamos trabajando para el curso 20-21. Si no hay un remedio, los centros tendrán que estar a la mitad de su capacidad. Esto obliga a que una parte de alumnos estén trabajando presencialmente y otra parte, telemáticamente”, según la Ministra.