Papel higiénico, levadura, pipas... otro producto les acecha en el ‘top 1’ de superventas

En esta ocasión, no se vende en los supermercados y el confinamiento no es el motivo de su adquisición, sino su consecuencia

1 Minuto de lectura

04 de Mayo 2020 / 17:46 CEST

Cola en la que se mantiene la distancia social en una gran superficie para hacer la compra

© GettyImages

Si durante el confinamiento los consumidores arrasaron primero con el papel higiénico, después con la levadura y el tinte y, por último, con la cerveza y las pipas, las primeras salidas a la calle en la fase 0 de la desescalada ha obligado a muchos a adquirir otro producto: el Reflex. Este spray para el dolor muscular ya está en los botiquines de quienes se convirtieron en ‘runners’ de la noche a la mañana y las redes sociales dan buena cuenta de ello.

Corredores y ciclistas por la madrileña calle de Alcalá el pasado sábado, primer día en el que se permitía salir a hacer deporte©GettyImages

Twitter se ha llenado de memes y tuits de lo más imaginativos tras la salida en masa de miles de ciudadanos en todo el país que el sábado se enfundaron el chándal y las zapatillas de deporte para correr como si no hubiera un mañana. Incluso el grupo de música Despistaos advierte, con sentido del humor, de que “llevar más de 40 días” con esta prenda de vestir en casa “no quiere decir que seáis deportistas”.

  

“Tu cuñado, sí, el que no corrió ni cuando se os quemó el cortijo, lleva treinta y siete vueltas a la rotonda con el chándal que le regaló la suegra las navidades del 92”, dice uno de los mensajes más compartidos en la red social.

Algún tuitero ha proclamado oficialmente el 3 de mayo -el posterior a que se permitiera hacer deporte en la calle de manera individual- como “el día mundial de las agujetas”. De ahí que el Reflex, como dice otro usuario, haya pasado “a ser el nuevo papel higiénico”.

Por el momento no hay constancia de que este producto haya empezado a escasear en las farmacias, pero sí parece evidente que al día siguiente la concentración de ‘runners’ en el asfalto se redujo notablemente. Puede que, efectivamente, las agujetas hicieran a muchos volver a la comodidad del confinamiento en el sofá.