El hijo de un profesor se cuela en su clase virtual para hacer reír a los alumnos con un gracioso desfile

Mientras su padre daba clase, él se dedicaba a pasear por detrás ataviado con disfraces a los que dio forma con lo que encontraba por casa

1 Minuto de lectura

16 de Abril 2020 / 10:57 CEST

Hizo reír a los alumnos con sus ocurrencias

Lucas montó un desfile de disfraces mientras su padre daba clase.

© TikTok: @mattisonlu

Mike Mattison es profesor de Lengua en la Universidad de Wittenberg (Ohio, EE UU). El coronavirus suspendió la docencia y las autoridades decretaron el aislamiento de la población. Por lo tanto, ni él ni sus alumnos pueden ir a clase. Sin embargo, igual que muchos otros docentes, ha optado por continuar el curso a través de videollamadas grupales. Algo que era algo aburrido… hasta que entró su hijo en escena.

Lo hizo literalmente. Lucas, de 19 años, tuvo la genial idea de animar las lecciones de su padre. ¿Cómo? Con un divertido desfile de disfraces con el que da su toque de humor y, de paso, entretiene a los estudiantes para que esta experiencia sea más amena y les dé menos pereza.

 
 @mattisonlu 

My dad is a professor so I thought I’d give his students a laugh #waitforit #fyp #foryoupage #quarantine #surrender

 ♬ Surrender - Natalie Taylor 
 
 

El vídeo fue publicado por él mismo en una conocida plataforma destinada a tal fin. En las imágenes podemos ver cómo va apareciendo por detrás de su padre ataviado con diferentes trajes: desde un surfista hasta un explorador pasando por un graduado o un cazador.

El profesor se une

Mientras tanto, su padre seguía trabajando como si detrás de él no estuviera pasando nada. Aunque parecía que no le estaba prestando atención, lo cierto es que era consciente de todo… y acabó uniéndose a la divertida iniciativa. ¿Cómo? Con una pistola de juguete con la que disparó proyectiles de gomaespuma a Lucas.

Hizo reír a los alumnos con sus ocurrencias
Con lo que encontró en casa se caracterizó de diferentes maneras.©TikTok: @mattisonlu

El protagonista del vídeo admitió, posteriormente, que el profesor de Lengua estaba al corriente de todo: “Le tuve que decir que iba a hacerlo porque puse mi cámara enfrente de su ordenador, pero tampoco le di demasiados detalles. Sólo le dije: voy a darles algo para que se rían. Mi padre accedió porque le gusta divertirse con sus alumnos”. Éstos, sin duda alguna, tuvieron una clase diferentes y a buen seguro a muchos de ellos se quedaron con la lección más fácilmente que en condiciones normales.