PROTAGONISTAS

El tierno detalle de Nick al acompañar a la pequeña Avey al baile escolar de padres e hijas

Tiene 8 años, perdió a su padre y quería ir al baile del colegio. Así que un oficial que trabaja en el mismo centro se ofreció como pareja

por Tu otro diario /


En la escuela de Avey Cox, en Van Buren, Arkansas, se celebraba una fiesta de baile muy esperada por padres y niñas. Avey, que tiene 8 años, perdió a su padre y tal y como decía en declaraciones recogidas por 'CBS', llevaba mucho tiempo queriendo ir, “pero mi papá no podía llevarme”. Sin embargo, encontró pareja. El jefe de la policía de la ciudad le dijo a Nick Harvey, un oficial que trabaja en la misma escuela, que se enterara de si había alguna niña que quisiera ir al baile y que no tuviera padre. Enseguida mandó un mensaje a una de las responsables del centro, quien le habló de Avey.

temaviral

Avey y Nick en su camino al baile escolar (Captura del víde de 'CBS').

Nick conocía su situación porque se había hecho amigo del hermano mayor de la pequeña. Le preguntó a su madre si Avey se sentiría cómoda en una situación así. “Una cosa es pasar el rato con ellos en la escuela, pero comprometerse con algo como esto puede ser demasiado”, aseguraba Nick en declaraciones recogidas por 'SW Times'.

RELACIONADO: Perdió un preciado anillo hace 47 años en EEUU, y ahora ha aparecido...¡en un bosque de Finlandia!

Tras recibir la respuesta afirmativa, Avey, muy contenta, le iba recordando cuántos días quedaban para el baile. Madre e hija fueron a comprar un vestido, le mandaron la foto y Nick se hizo con una corbata y un pañuelo a juego. Al llegar el día del baile el oficial llegó a casa de Avey en su coche patrulla, aunque después fueron en limusina. En un primer momento “se notaba que estaba un poco nerviosa”, explicaba Nick.

temaviral2

La pequeña Avey perdió a su padre (Captura del víde de 'CBS').

Pero, poco a poco, Avey fue sintiéndose más cómoda y terminaron bailando con normalidad, como si de un padre y una hija se tratara. “Realmente pasó de ser una estudiante de segundo grado a mi hija de 8 años”, apuntaba. Sus hijas ya son mayores y con esta oportunidad volvió a sentir lo que significa tener una hija de 8 años.

La noche fue increíble para ambos y después del baile se fueron a tomar un helado con otras niñas y sus padres. Aunque fue una noche de alegría Nick reconocía que también hubo un trasfondo de tristeza. Cree que actuó correctamente y considera que la determinación y confianza demostradas tanto por Avey como por su madre le ayudaron a sentirse bien.