PROTAGONISTAS

¡Unidos por el destino! Una pareja de novios se reencuentra 33 años después y planea casarse

Keely encontró a su 'primer amor' a través de Facebook. Empezaron a hablar, se vieron en 2018 y el próximo mes de septiembre pasarán por el altar

por Tu otro diario /


Darren Arthur y Keely Chivers tienen ahora 45 años y se conocieron cuando eran pequeños en la escuela primaria. En aquel momento, con solo diez años, ‘fueron novios’. Dejaron de verse cuando la familia de Darren se mudó a casi 200 kilómetros de distancia porque su padre cambió de trabajo. Perdió el contacto con Keely hasta que gracias a Facebook volvieron a saber el uno del otro. Habían pasado 33 años desde entonces. Antes de que Keely buscara a su primer novio en la red, los dos ya se habían casado y divorciado. Según explicaba en declaraciones recogidas por 'Daily Mail'., no sabía qué fue lo que le pasó por la cabeza cuando empezó a buscarlo. 

darrenkely

Darren Arthur y Keely Chivers fueron novios de pequeños (Keely Chivers).

Al ver algunas de sus fotografías en la red, pensó que era él porque se parecían mucho. Lo agregó como amigo y, después de que le aceptase, le mandó un mensaje. Contactaron y empezaron a hablar durante dos semanas hasta que se vieron en agosto de 2018. Ahí surgió el flechazo de nuevo.

RELACIONADO: Esta pareja vivió un maravilloso noviazgo en el instituto y tras 63 años sin verse... ¡van a casarse!

Kelly reconocía que “aunque ha sido el comienzo de una relación más extraño que he tenido, definitivamente ha sido el mejor”. Se vieron a menudo, fueron pasando los meses y en mayo del año pasado, en un día muy especial para ella, le pidió matrimonio. 

darrenkely2

La pareja se casará el próximo septiembre (Keely Chivers).

“Pensé que estaba sacándome para animarme, ya que era el aniversario de la muerte de mi padre y había perdido a mi madre hacía solo unos meses”, explicaba Kelly. De hecho, llegó a pensar que estaba actuando un poco. En un momento dado le preguntó qué pasaba y él simplemente se dio la vuelta y se inclinó sobre una rodilla.

Se quieren mucho, no han tenido ninguna discusión en todo este tiempo y la pareja tiene pensado casarse el próximo mes de septiembre. Una boda a la que invitaran a amigos del colegio y para la que Kelly ya tiene elegido el vestido. Muy feliz, aseguraba que “no puedo esperar a convertirme en su esposa y pasar el resto de mi vida con él”.