PROTAGONISTAS

Samantha es todo un ejemplo: cuida de sus hermanos, estudia, trabaja… y solo tiene 21 años

Cuando perdieron a sus padres hace años, decidió hacerse cargo de ellos al ser más pequeños

por Tu otro diario /


Samantha Rodríguez tiene a sus 21 años una responsabilidad que no es habitual a esta edad. Hace tres años ella y sus hermanos perdieron a su padre debido a un cáncer. Antes había fallecido su madre de la misma enfermedad.
Al no contar con ningún familiar cercano que se hiciese cargo de ellos, en su casa de Orlando, Florida, Samantha decidió cuidar de sus germanos pequeños Milagros, Brenda, Michael y Destiny. En aquel momento, según reconocía en declaraciones recogidas por metro.co.uk., su realidad era la siguiente: “tengo 17 años, pero estos son mis hermanos y hermanas… y cuando los miré, sabía que eran niños”. Tenía claro que eran vulnerables y que necesitaban de un adulto “así que me convertí en su adulto”, añadía.

samantha

Samantha Rodríguez tiene a sus 21 años (Captura del vídeo de abc).

Samantha no solo se ocupa de cocinar para sus hermanos, sino que los lleva al colegio, a los médicos, a las actividades deportivas y, además, les ayuda con sus tareas escolares. Todo esto lo compagina con estudiar a tiempo parcial y trabajar como camarera para poder mantener a la familia.  A pesar de esta situación, Samantha es muy optimista y cuando se le pregunta cómo lo consigue contesta diciendo que fue si madre quien le dio tanta fuerza. “Pasé mucho tiempo con ella y la admiraba mucho... Cuando la perdimos, sabía que quería ser como ella en todos los sentidos.... Eso es lo que quería hacer por los niños”, explicaba.

samantha2

Los hermanos de Samantha (Captura del vídeo de abc).

Un esfuerzo que reconoce Milagros al apuntar, en declaraciones recogidas por abcnews.go.com., que su hermana mayor “básicamente dejó su vida para cuidar de nosotros… Es como un padre y una madre para nosotros”.

Hace años Samantha dejó sus clases en el colegio para cuidar de sus padres enfermos y fue más tarde cuando volvió para obtener su diploma. Su idea era enseñar a sus hermanos el valor de una buena educación. Así lo contaba: “cuando me di cuenta de que quería que los niños terminaran y que tuvieran éxito, pensé que tenía que darles ese ejemplo”. Y recalcaba que cuidar de ellos siendo tan joven le hace muy feliz.