El ejemplo de un padre soltero, que tras acoger a más de 30 niños ahora adopta a cinco hermanos

Desde que Lamont Thomas comenzó a acoger en el año 2000, nunca ha rechazado a un niño

por Tu otro diario /


Se llaman Zendaya, Jamel, Nakia, Mayor y Michaela. Son cinco hermanos con edades comprendidas entre los cinco años y los doce meses que han sido adoptados por Lamont Thomas, quien desde el año 2000 ha acogido a más de 30 niños. Ahora es padre de diez hijos adoptados y dos biológicos. Al principio lo hizo para ayudar a algunos amigos, según reconocía en declaraciones recogidas por 'ABC News'. Con el tiempo se convirtió en padre adoptivo y “desde entonces no he parado”, aseguraba.

padreadoptivo

Thomas adoptó a Zendaya, 5, Jamel, 4, Nakia, 3, Major, 2 y Michaela, 1, el 17 de octubre de 2019, dentro de la sala del juez Lisa Rodwin (Captura del vídeo de 'Good Morning America').

En 2007 adoptó a un par de gemelos a los que siguieron otros tres niños. Estos cinco se unieron a su hijo biológico, Anthony, y a su hija LaMonica, formando todos ellos una gran familia. Uno de los adoptados, Michael,  aseguraba que Lamont conoció a sus padres biológicos. Y añadía que “nunca rechazó a un niño… O envejecieron o volvieron a casa con sus propias familias”

padreadoptivo2

Lambert lleva acogiendo niños desde el año 2000 (Captura del vídeo de 'CBS News').

Después de adoptar a Michael pensó que todo había terminado. Los mayores se habían mudado e incluso algunos ya tenían sus propias familias. Sin embargo, con los cinco pequeños cambió de idea. Sabía que se encontraban en una situación complicada porque, de hecho, cuidó del padre de todos ellos. Estuvieron en casas y ciudades diferentes. Y al final ha conseguido tenerlos a todos juntos a su lado. Explicaba que le aportan nueva energía. “Son niños adorables, muy cariñosos... merecen ser criados como hermanos y esa fue mi pelea”, apuntaba.

RELACIONADO: El aplaudido gesto de un policía con una madre con dificultades económicas se hace viral

LaMonica aseguraba que disfruta crecer en su casa y adora a sus nuevos hermanos. Está sorprendida porque Lamont haya querido quedarse con todos y dice que es un gran hombre. Michael, por su parte, resaltaba que para su padre cuidar a los niños es “la llamada De Dios”. Y con humor añadía que no se podía creer que volviese a empezar de nuevo después de que todos hubiesen crecido.

Lamont cree que hay una verdadera necesidad de padres adoptivos en todo el mundo. Y con su actitud “quería marcar la diferencia al ser diferente, y me encanta lo que hago”, contaba.