PROTAGONISTAS

El aplaudido gesto de un policía con una madre con dificultades económicas se hace viral

El agente detuvo el coche y al ir a sancionar a su conductora por un problema con la documentación descubrió que ella no podía permitirse comprar unas sillas de coche para sus hijos

por Tu otro diario /


Kevin Zimmerman trabaja en el departamento de Policía de Milwaukee y hace unos días detuvo el coche en el que iba Andrella Jackson con tres niños, dos de ellos muy pequeños. Su intención era ponerle una multa por un problema con la documentación del vehículo. Enseguida se dio cuenta de que no llevaba las sillas para niños en los asientos y la madre le dijo que no tenía dinero para comprarlas. Para ella era más urgente hacerse con ropa de cara al invierno.

policianinos2

El agente Kevin Zimmerman (Captura del vídeo de 'Air TV').

Kevin es padre de tres hijos y según reconocía en declaraciones recogidas por 'TMJ4'. “pensé en mis hijos saltando. Qué pasaría si un coche los golpeara, volaran y salieran heridos de gravedad?”.  En ese momento el policía fue a un establecimiento de la cadena Walmart y con su propio dinero compró libros para colorear, calcomanías y dos sillas nuevas para el coche. Todo por alrededor de 70 euros.

RELACIONADO: Esta repartidora de correo encontró en apenas dos semanas...¡a dos niñas que se habían perdido!

Y no tardó en ir a casa de Andrella a llevarle todo lo que había comprado. Incluso le ayudó a colocar las sillas. Al llegar le dijo “tengo esto para ti y tus hijos para que puedan estar seguros y no tengas que preocuparte al menos de esta parte”. Tanto la madre como los pequeños no dejaron de darle las gracias por lo que había hecho.

policianinos

Kevin con los dos pequeños de Andrella (Captura del vídeo de 'Air TV').

Ella, para agradecer el gesto, decidió publicar en su cuenta de Facebook fotos del policía con los niños. El mensaje fue compartido por los usuarios en miles de ocasiones. El propio departamento policial también agradeció en sus redes sociales la actitud de su oficial al señalar que había ido más allá de su deber y, tras describir con detalle todo lo ocurrido, le daban las gracias públicamente por haber realizado un esfuerzo adicional.

El agente trataba de quitar importancia a lo sucedido y contaba que no lo hizo para ser alabado. Explicaba que lo que buscaba es que los niños estuvieran a salvo. “Lo hice porque soy padre y no quería que les pasase nada a estos niños”, aseguraba.