La emotiva sorpresa de un padre, que lucha contra el cáncer, a su hijo en su primer día de clase

El pequeño padece autismo y para el padre, que está en un hospital y a quien los médicos dejaron salir unas horas, “era uno de los días más importantes” y no quería perdérselo

por Tu otro diario /


Carmine es un niño de cinco años que padece autismo y que hace unos días ha empezado las clases en el jardín de infancia.
Para su familia se trataba de una jornada muy especial, fundamentalmente para su padre, Andy Mattaline, que lucha contra el cáncer en el hospital de la Universidad de Saint Louis. En esta ocasión, los médicos le liberaron de estar en su silla de ruedas y le autorizaron a salir durante unas horas del centro para que pudiera acompañar a su hijo en su primer día. 

temaviralnino

Carmine abrazando a su padre (Captura de pantalla de 'Inside Edition').

Según reconocía Andy en declaraciones recogidas por 'Fox News', se trataba de uno de sus “días más importantes y simplemente no quería perderme esto”. Sobre su hijo recalcaba que “significa todo para mí. Hemos pasado por muchas cosas juntos”. Andy es oficial en Woodson Terrace, Missouri, y para la sorpresa se unió a más de una veintena de policías de varios departamentos que ya habían decidido acompañar a Carmine por si él no hubiese podido hacerlo. Todos participaron de ese día tan importante.

temaviralnino2

El pequeño con su padre acuden al colegio (Captura de pantalla de 'Inside Edition').

El padre del pequeño explicaba que le encantaba el apoyo y que no sabía cómo agradecer el gesto. Mientras, Chris Kaatman, otro oficial, contaba que son amigos pero “también somos familia… Queremos hacer todo lo posible para que este día sea especial para él y su familia”. 

RELACIONADO: Tras superar un cáncer, esta pequeña de 8 años ha tenido un bonito detalle con otros niños enfermos

También fueron momentos muy emotivos para Mary, madre de Carmine, porque estuvo preparando con él los detalles de cómo sería su primer día de clases. Apuntaba que todo fue asombroso y conmovedor. Andy, por su parte, y a pesar de estar recuperándose de una intervención por cáncer de estómago y esófago, señalaba que les hacía ilusión estar en su primer paso porque “queremos verlo florecer”.