Los trucos de este matrimonio para vivir el día a día con sus siete hijos te dejarán sin palabras

Con tantos hijos (tienen quintillizos de 18 meses) decidieron grabar algunas tareas para compartirlas con otros padres

por Tu otro diario /


Chad Kempel y su mujer Amy tienen siete hijos. Savannah, que es la mayor, solo cuenta con cuatro años. Después está Avery, con tres y, más tarde, en enero del año pasado, nacieron los quintillizos Lincoln, Noelle, Grayson, Preston y Gabriella. El proceso hasta llegar aquí no ha sido fácil. Perdieron a sus gemelos nacidos prematuramente, sufrieron otras cuatro pérdidas y se sometieron en varias ocasiones a tratamientos de fertilidad. De ahí que “cuando el médico dijo que podía escuchar cuatro latidos del corazón y luego un quinto, realmente no podíamos creerlo”, explicaba Chad en declaraciones recogidas por 'Daily Mail'.

familianumerosa

Chad y Amy con su familia numerosa (Chad Kempel).

Con tantos hijos decidieron grabar algunas de sus tareas diarias para compartirlas con otros padres. “Una de las primeras cosas que tuvimos que hacer fue crear una gran sala de juegos, en un lugar donde supiéramos que todos podían estar al mismo tiempo sin ningún peligro”, contaba el padre.

RELACIONADO: El médico que ha dado la bienvenida al mundo a miles de bebés de la forma más bonita posible

Para viajar todos juntos han reconvertido una furgoneta y, como explica Chad en un vídeo “hemos hecho nuestro propio cambiador en el interior”. También cuenta el sistema que han ideado para dar de comer a los bebés. Se trata de unos accesorios que sostienen los biberones, “por lo que no tenemos que alimentarlos uno a uno”.  Aunque pueden encontrar en el mercado cosas que les sirvan, Chad añade que los precios son altos y prefieren valerse de trucos e ideas propias.

familianumerosa2

Los quintillizos vestidos iguales (Chad Kempel).

La pareja reconoce que no para. “Siempre hay mucho que hacer, estoy seguro de que cualquiera puede imaginar lo que es tener cinco bebés que cuidar”, dice. Los cinco nacieron a las 27 semanas de embarazo con un peso de algo más de 1,1 kilos. Y aunque tienen muchas tareas, hace varias semanas Chad corrió un maratón empujando el carrito de los quintillizos lo que le supuso ganar un récord mundial. Apuntaba que la carrera fue muy difícil porque tenían cinco niños que cuidar durante el recorrido incluyendo los cambios de ropa que debían realizar. Para lograrlo contó con la colaboración de su hermano. 

RELACIONADO: Más noticias virales en 'Tu Otro Diario'