PROTAGONISTAS

El admirable gesto de Cody, de 26 años, que donó parte de su hígado a la abuela de su novia

Cuando se enteró de que Bernice, de 71, necesitaba un trasplante y nadie en su familia era compatible, no dudó en ofrecerse

por Tu otro diario /


Cody Corwin ha donado a Bernice Ramsey parte de su hígado. Él tiene 26 años y ella 71. La particularidad de este caso, que ha tenido lugar en un hospital de Ohio, es que Bernice es la abuela de la novia de Cody. Shelby Platt, que así se llama la novia, reconocía al programa de noticias 'ABC News'. que se quedó sin palabras por el gesto que había tenido con alguien a quien quiere tanto. “Cuando enfermó, me volví muy egoísta porque me quedé pensando que se iba a perder mi boda. Él salvó su vida y le estoy eternamente agradecida”, añadía.

jovendonarinon

Cody y su novia Shelby (Go Fund Me).

A Bernice le diagnosticaron una enfermedad de hígado que podría hacer que el órgano fallase. De hecho, sus dos hermanos fallecieron por lo mismo, según contaba su hija Heather Platt. Por esa razón necesitaba un trasplante pero en su familia nadie era compatible. Entonces, Cody, que llevaba tres años saliendo con Shelby, se ofreció para hacerse las pruebas oportunas y ver su posible compatibilidad. En un primer momento la familia de Bernice se resistió a su disposición por la “magnitud de la cirugía y la duración de la recuperación”, según explicaban en la página de GoFundMe.

Insistió en hacerlo y después de todos los exámenes fue aceptado como donante. Para Cody no fue una decisión difícil porque “ha sido una de las mujeres mas dulces que he conocido“, aseguraba. Y afirmaba que cuando supo que era compatible sintió que era algo que tenía que hacer por ella. La operación tuvo lugar hace pocas semanas y las imágenes los muestran sonrientes. El hígado está funcionando bien y Cody se está recuperando y pretende volver a trabajar a finales de mayo.

abueladonante

La abuela de Shelby (Go Fund Me).

La familia de Bernice está especialmente agradecida. Los dos “hacen del mundo un lugar mejor”, escribían. Y añadían: “Ella ha sido una donante toda su vida y afortunadamente hemos sido bendecidos al encontrar otro desinteresado donante en Cody. Nada de lo que podamos hacer o decir puede expresar nuestra gratitud hacia Cody. Nunca podremos pagarle el haber dado la vida a nuestra Bernice”.