MUNDO SINGULAR

Viajó en avión 'privado'... ¡por 51 euros!

En el vuelo se esperaba la llegada de otros dos pasajeros que jamás llegaron, y gracias a eso Karon pudo disfrutar de un lujo que muy pocos pueden permitirse, tener un avión para ella sola literalmente

por Tu otro diario /


Karon Grieve, que se define a sí misma en Twitter como experta por TV y radio, autora de un libro de cocina, fotógrafa y algo ‘blogger’, vivió hace unos días una situación que muy pocos han podido decir que ha experimentado.

avionprivado

Un golpe de suerte hizo que Karon tuviese un avión de pasajeros para ella sola (@KaronGrieve/Twitter)

 

La autora, de 57 años, viajaba desde el aeropuerto de Glasgow (Gran Bretaña) a Heraklion (Grecia). Pagó por su billete con la aerolínea low-cost británica Jet2, 51 euros y tuvo la suerte de obtener un trato VIP.

RELACIONADO: Más noticias de Mundo Singular

Si te preguntas cómo lo ha hecho, te lo explicamos: era una de las tres personas que habían comprado un pasaje para aquel vuelo, pero los demás no se presentaron. “Fue simplemente surrealista”, declaraba días después a BBC Radio. "Todos se sabían mi nombre y bromeaban con que ya tenía un avión privado", explicaba.

La simpática mujer compartió una foto en su perfil de Twitter contando su excelente experiencia. “Increíble vuelo de Glasgow a Heraklion ayer, era la única pasajera. La Capitán Laura y su tripulación se portaron increíble, ¡me sentí como una VIP todo el día!”, escribió acompañando el mensaje con una foto en la que se puede apreciar a Karen sin ningún otro pasajero a su alrededor.  

 

Durante las cuatro horas y media de vuelo tuvo la atención de toda la tripulación puesta en ella. Hasta fue agasajada con un menú gratuito, pudo correr por todo el avión y observar una tormenta eléctrica desde diferentes puntos de la nave.

La piloto también se interesó por que todo fuera bien durante el largo trayecto, antes de despegar se acercó a charlar con ella y durante todo el vuelo se dirigió a la tripulación de forma simpática como “Karon y las chicas”.

Tanto es así, que ni si quiera tuvo que esperar a su equipaje ya que al aterrizar la estaban esperando con su maleta ya lista para entregar. “No tuve que esperar junto a la tediosa cinta transportadora”, aseguraba al diario británico Telegraph.

Según ha explicado la aerolínea al mismo medio, este insólito hecho se produce debido al final de la temporada veraniega en el Mediterráneo. Aunque nunca se había dado un caso así de singular.

Karon, que está escribiendo una novela, tiene la intención de pasar un mes de Creta antes de regresar a Escocia, pero sane que es muy poco probable que su vuelo para volver a casa se de en las misma e inusuales circunstancias.