El emotivo vídeo de la ovación a Alice, de 12 años, al abandonar el hospital tras superar un cáncer

El hospital donde recibió tratamiento compartió la grabación del caluroso homenaje que le dieron en su despedida, que se ha hecho viral

por Tu otro diario /


Alice Rossington tiene 12 años y es una pequeña luchadora y determinada que acaba de cerrar el capítulo más complicado de su vida. Ha recibido el alta en el hospital Addenbroke de Cambridge (Reino Unido), después de someterse a 18 rondas de quimioterapia para acabar con un raro cáncer de huesos que le fue diagnosticado en octubre del año pasado.

Alice Rossington (Cambridge University Hospitals).

Alice Rossington (Cambridge University Hospitals).

El vídeo de ese momento, con el personal de la planta donde ha estado ingresada la niña haciéndole el pasillo entre aplausos, ha sido muy compartido en las redes sociales del hospital. Además de la ovación, a Alice, como a todos los niños que reciben el alta en esta unidad del centro hospitalario, le dieron un diploma por su valentía y le hicieron tocar una campana, una tradición que comenzó en algunos hospitales de Estados Unidos y que ya es un clásico en muchos otros lugares.

Todo empezó cuando en octubre de 2016 a Alice empezó a dolerle una pierna. Al principio los doctores pensaron que eran dolores propios del crecimiento. Luego empezó a tener molestias en la espalda y unas pruebas que le hicieron en el hospital confirmó el peor diagnóstico: la pequeña sufría un osteosarcoma, una rara forma de cáncer de huesos, según cuenta el hospital Addenbroke en su página web.

"Al principio estábamos tan conmocionados por el hecho de que nuestro hijo tuviera cáncer que fue una montaña rusa emocional, pero el equipo de Addenbrooke fue de primera clase", ha explicado el padre de Alice, Nick Rossington. Su madre, Victoria, agradece a todo el equipo médico su dedicación en su nombre y el de toda su familia.

"Alice ha sido fantástica y su espíritu ha crecido y crecido", comenta Sheena Belham, una enfermera del centro, muy contenta por la recuperación de la niña, que espera regresar al colegio el próximo mes de enero ya que, como dice su madre, después del alta hospitalaria necesitará muchas sesiones de rehabilitación para recuperar la movilidad.

Una preciosa historia de lucha y superación la de la pequeña Alice, que gracias a una buena atención médica y a un magnífico tratamiento ha sido capaz de sobreponerse a esta durísima enfermedad y ha podido recibir el hermoso homenaje de quienes tanto la han cuidado durante esos meses. ¡Felicidades!