PROTAGONISTAS

Christina encuentra a través de Facebook al enfermero que salvó su vida cuando era una bebé

Al nacer estuvo meses ingresada y Rob se encargó de cuidarla en todo momento. La madre de Christina siempre lo recordaba y el año pasado decidieron dar con él. Han logrado reunirse y pasaron juntos dos días fantásticos

por Tu otro diario /


Christina Jennings, al nacer, tuvo que pasar varios meses ingresada en el hospital Loma Linda University, en California, porque vino al mundo con un problema que hacía que su sangre no fluyera bien desde el corazón al resto del cuerpo.

reencuentro

Christina Jennings con el cartel en el que pide ayuda (peacesofmousesheart/Facebook) / Rob, el enfermero que cuidó a Christina de pequeña (Robson Newbold/Facebook)

 

En aquel centro tuvo los cuidados especiales de un enfermero llamado Rob. La madre de Christina nunca lo olvidó y siempre que podía lo recordaba. En concreto, Beth Gilbreath, que así se llama, contaba el día en que Rob le insistió en que se tomara un descanso y que se bajara a la cafetería. En ese espacio de tiempo la niña sufrió un paro cardiaco. Al volver a la habitación "me dijo que no podía entrar", decía en declaraciones a ABC News.

RELACIONADO: Más historias y noticias virales

Christina superó cuatro operaciones a corazón abierto y se recuperó. Desde entonces Beth le está muy agradecida. El año pasado ambas vieron una película que les trajo a la memoria todo lo que sucedió y decidieron que querían dar con Rob.

Christina, que tiene 31 años y que ahora vive en Iowa, puso un anuncio en Facebook de ella sujetando un cartel en el que se podía leer que quería encontrarlo. En solo 48 horas tuvieron noticias de la mujer del enfermero. “Comencé a escuchar a amigos que decían ‘alguien está buscándote’… finalmente mi mujer me enseñó el post y así fue como empezó”, señalaba Rob a ABC News.

RELACIONADO: El emotivo mensaje de la enfermera de un hospital madrileño te llegará al corazón

En la actualidad Rob tiene 73 años y se jubiló hace siete después de haber trabajado casi tres décadas como enfermero. El hecho de que alguien le buscara le llenó de satisfacción. "Me hizo sentirme bien el que alguien me recordara", comentaba.

Después de mantenerse en contacto durante bastante tiempo a través de las redes sociales, el teléfono y las cartas, han tenido la oportunidad de encontrarse. Desde el momento en que se vieron se sintieron como una familia. "Me trataron tan bien... Estaba un poco abrumado", explicaba Rob. Pasó dos días con Christina, su marido y su hija recién nacida.

Una experiencia increíble para Rob. Al estar delante de la bebé recordaba que probablemente dio de comer a Christina a esa edad y que ahora lo estaba haciendo con su hija.

Toda una recompensa para Rob en agradecimiento por el comportamiento que tuvo con ella al nacer.