¡67 operaciones en 5 minutos! Conoce a Nacho, el genio español de 8 años campeón del mundo de cálculo

Este toledano se ha enfrentado a 600 niños de 13 países en el Campeonato Internacional de Cálculo Mental 'Aloha Mental Arithmetic' y se ha proclamado ganador

por Tu otro diario /


A Ignacio Bravo, Nacho para su familia y amigos, siempre le ha gustado eso de hacer cuentas. Por eso sus padres, Carlos Bravo y Elvira Martín, le apuntaron a Aloha, una actividad extraescolar de su colegio. Se trata de un programa de desarrollo mental para niños de entre 5 y 13 años, en el que se potencian habilidades como el cálculo, la atención y la concentración o la memoria. Y está claro que esos campos los domina Nacho perfectamente.

Nacho, durante la prueba (@EmbajadaEspRiga/Twitter).

Nacho, durante la prueba (@EmbajadaEspRiga/Twitter).

De hecho, acaba de proclamarse ganador del Campeonato Internacional de Cálculo Mental 'Aloha Mental Arithmetic', en el que se enfrentaba a unos 600 niños de 13 nacionalidades. Completó 67 de las 70 operaciones que tenían que resolver en 5 minutos los participantes en su categoría. Su padre ha contado a ABC Toledo que tras apuntarlo a la actividad él y su mujer se dieron cuenta enseguida "de que estaba contento con el cálculo mental y, al final del primer curso, participó en el campeonato provincial. Se esforzó en querer tener su copa y su medalla y ganó", recuerda.

RELACIONADO: Más noticias curiosas y de interés humano en 'Tu Otro Diario'

Lo ha hecho en tres ocasiones y este año sus padre le llevaron a Mallorca, aprovechando que tenían vacaciones, para que participase en el camponato de España, en el que quedó en segundo lugar. Los organizadores propusieron a Nacho acudir a Kuala Lumpur al Mundial y tras pensarlo, porque tuvieron que costear el viaje de su bolsillo, la familia aceptó.

Nacho, con su copa de ganador (@EmbajadaEspRiga/Twitter).

Nacho, con su copa de ganador (@EmbajadaEspRiga/Twitter).

"Nosotros le hemos dicho que viva el momento en un continente y en una ciudad diferentes", cuenta el padre, que asegura que el niño está "muy contento" y que ha vivido con gran expectación toda la experiencia, que, a buen seguro, no olvidará fácilmente.

El pequeño dice que no se puso nervioso durante la prueba. Sus padres dicen que no saben cuál es su coeficiente intelectual porque nunca le han hecho la prueba, pero a buen seguro que cuando vuelva al colegio público Valparaíso de Toledo, donde cursará Tercero de Primaria, presumirá ante sus amigos de la proeza que ha logrado este verano.