PROTAGONISTAS

El emotivo gesto que tuvieron sus compañeros de trabajo con James, que sufre discapacidad auditiva

Aprendieron el lenguaje de signos y en el día de su aniversario le cantaron ‘Feliz cumpleaños’. Él, muy emocionado y agradecido, reconocía que nunca había tenido esa experiencia. El vídeo con la grabación del gesto es viral

por Tu otro diario /


Se llama James, padece discapacidad auditiva y trabaja en un establecimiento de Chick-fil-A, una cadena de comida rápida, en Oklahoma. Hace unos días fue su cumpleaños y recibió una sorpresa de sus compañeros de trabajo, que habían dedicado tiempo a aprender el lenguaje de signos.

Quisieron celebrar ese día y en la página de Facebook de la compañía escribieron: "Lo pasamos bien al aprender la canción ‘Feliz cumpleaños’ en lenguaje de signos para nuestro compañero de equipo que sufre de pérdida auditiva. ¡Te queremos, James, y estamos muy agradecidos porque seas parte de nuestro equipo! ¡Esperamos celebrar muchos cumpleaños más contigo!”.

 

RELACIONADO: Mira más noticias virales de 'Tu Otro Diario' 

Al lado de este mensaje se publicaba un vídeo en el que se ve cómo le cantan "Happy birthday " (Feliz cumpleaños) a James. Fue uno de los trabajadores quien le llevó hasta la cocina para que pudiera ver cantar a sus compañeros. Muy emocionado les daba las gracias también en lenguaje de signos mientras que todos los que estaban allí presentes le aplaudían. Esta grabación ha tenido gran repercusión y ha sido vista en más de 77.000 ocasiones.

RELACIONADO: Kamal, que es sordo, ya puede comunicarse con sus compañeros gracias a la idea de uno de ellos

James señalaba, según se recoge en kwso.com, que nunca había visto eso en su vida: “Nunca había tenido esa experiencia”. Después del trabajo, de camino a casa, lloró. “Estaba tan feliz. Daba gracias a Dios por haberme dejado tener esta experiencia”, añadía. Su madre, Liza, también se mostraba muy agradecida por el gesto que tuvieron con él sus compañeros de trabajo.

James lleva dos años trabajando en ese local limpiando la cocina y cocinando. Cuenta que es su pasión y desde sus vivencias lanza un mensaje para aquellas personas que tienen algún tipo de discapacidad. “Hay esperanza”, les dice al tiempo que les anima a seguir luchando.

Para el dueño del local, Jonathan Pickett, fue inspirador ver al equipo aprendiendo esta canción de felicitación para alegrar a James. Cree que fue muy importante para él y añadía que esta clase de altruismo forma parte de la manera de ser de Chick-Fil-A. "Ayer fue James. Mañana será otra persona. Si no en nuestro centro, en uno de los más de 2.100 que hay en Estados Unidos", decía en declaraciones recogidas por ABC News.

Sin duda, ninguno de los trabajadores de esta cadena olvidará el cumpleaños de James. Y él y su familia recordarán siempre este gesto tan emotivo y desinteresado.