PROTAGONISTAS

¿Una nueva promesa de la moda? Esta adolescente diseñó y cosió los vestidos para la graduación de seis amigas

Ahora tiene 17 pero aprendió a coser hace años. Terminó un vestido para ella pero no era el que tenía pensado y creyó que podría ser para una amiga. A partir de ahí propuso la idea a varias amigas y en cuatro meses hizo todos

por Tu otro diario /


Maggie McGlenn es una estudiante de 17 años en Wisconsin, Estados Unidos, que al igual que sus compañeras de clase estaba ilusionada con la llegada de la graduación.

vestidosinsta

Había aprendido a coser años antes y desde entonces era capaz de componer vestidos. Tanto que se ofreció a algunas de sus amigas, a seis en concreto, a hacerles los trajes para esta ocasión tan especial.

Según contaba a ‘Yahoo Style’ su abuela le dio unos metros de tela por Navidad y comenzó a coser un vestido. Al terminarlo le pareció que era de fiesta. No era el que tenía pensado para ella y, sin embargo, creyó que podría ser para alguna amiga.

RELACIONADO: Mira más noticias virales de 'Tu Otro Diario' 

Fue entonces cuando les propuso la idea. No iba a cobrarles nada pero a cambio debían saber que quien tendría la última palabra sobre el traje sería ella. Esta fue la condición inicial aunque, tal y como reconoció Maggie después, de haberse quedado atascada en algún momento habría pedido “consejo a mis amigas. Son increíbles y me inspiran de muchas formas”.

RELACIONADO: Melanie recibió una oferta de trabajo durante el acto de su graduación

Durante la elaboración pensó en ellas y en sus estilos pero no vieron los vestidos hasta que estuvieron prácticamente hechos. Una vez terminados –cada uno de una tonalidad distinta- sus amigas quedaron encantadas y algunas le regalaron diferentes cosas. El día de la graduación todas ellas recibieron muchas felicitaciones.

¡Había merecido la pena el esfuerzo durante los cuatro meses que le llevó hacerlos! Comenzó a mediados de diciembre en las vacaciones de invierno y los acabó en la misma mañana del día de la celebración.

Maggie señalaba en declaraciones a ABC News que "cada uno de ellos tuvo sus propios retos". Y añadía que "el mío fue el más complicado de empezar porque he tenido este vestido en mi cabeza durante años. Y si no salía como quería que saliese, estaría decepcionada”.

Le ha gustado mucho el proceso porque “me encanta cuando las chicas se sienten inspiradas por otras”, decía. A partir de ahora quiere seguir diseñando y cosiendo. Mientras, sus amigas de clase recordarán siempre cómo fueron vestidas el día de su graduación.