La increíble historia de Silvia Falcón, que gracias a dos tuits encontró al hermano que llevaba diez años buscando

Las redes le ayudaron a dar con Joseph, que vive en San Bernardino, California

por Tu otro diario /


“Desde que era pequeña mi madre me habló sobre mi hermano, al cual no conozco”. Así comenzaba el llamamiento de ayuda que el pasado 15 de enero Silvia Falcón, una joven onubense de 22 años, lanzó en su cuenta de Twitter.

Silvia soñaba con dar con ese hermano mayor con el que le hubiera gustado crecer.

Silvia Falcón /Twitter

Silvia paenas conservaba tenía unas fotos de su hermano cuando era un bebé. (Silvia Falcón /Twitter)

Según ella misma contaba en un mensaje publicado en Twitter el pasado 15 de enero, su hermano fue fruto de una relación anterior de su padre con otra mujer. Lo poco que sabía es que ella se marchó con el bebé a Estados Unidos, pensaba que a California.

Silvia llevaba años queriendo dar con su hermano y buscándolo, hasta ahora sin fruto. Pero semanas antes había logrado encontrar a una vieja amiga con la que se carteaba gracias a Twitter y pensó ¿por qué no intentarlo también con mi hermano?

Y Twitter obró el milagro: su llamada a la ayuda corrió como la pólvora y con apenas dos tuits en dos días había localizado a su hermano. Su petición superó con creces los 7.000 retuits y las sugerencias de los demás fueron esenciales.

Entre los consejos que recibió en Twitter uno resultó esencial: con los pocos datos que tenía (entre ellos el nombre la madre y su lugar de nacimiento) podía tratar de localizar en Facebook a otros familiares de su hermano que pudieran haber viajado con él o mantener el contacto. Así lo hizo.

Encontró a una tía de su hermano que lo tenía entre sus amistades. El joven que ella buscaba como José Falcón García ya no era José, sino Joseph. Y, efectivamente vivía en San Bernardino, California.

Tras buscar indicios en otras redes sociales, Silvia se decidió a contactarle echa un mar de nervios y ¡bingo! ¡Era él! Al principio no podía creérselo, pero él también había oído hablar de ella, y ahora ambos están ya en contacto, charlando, y construyendo poco a poco una bonita relación.