Así es Ana Botín, que acaba de convertirse en la ‘reina’ absoluta de las finanzas

Te contamos detalles de la faceta más personal de la presidenta del Banco Santander, que agranda su poder tras la adquisición del Popular

por Elena Villegas /


La compra, por parte de Banco Santander, del Banco Popular otorga aún más poder a Ana Botín, presidenta de la que ya es la primera entidad bancaria de España. Una mujer cuya influencia abarca a países como Reino Unido, donde ha recibido el título honorario de Dama Comandante de la Excelentísima Orden del Imperio Británico de manos de la reina Isabel II.

Ana Botín

Ana P. Botín, presidenta de Banco Santander (Cordon Press)

También en Gran Bretaña formó parte del Business Advisory Group, un selecto órgano de asesores empresariales del ex primer ministro David Cameron. A nivel internacional, ha acudido a las reuniones del misterioso Club Bilderberg en un par de ocasiones. Como vemos, su presencia en el número 10 de la lista Forbes de 2016 de las mujeres más poderosas del mundo está más que justificada. A buen seguro que avanza posiciones en el próximo ranking que publique la revista.

RELACIONADO: El Banco Santander compra el Popular por un euro para evitar su quiebra

Pertenece a la cuarta generación de banqueros de su familia, ya que fue su bisabuelo, Emilio Botín López, el primero en desembarcar en Banco Santander hace más de un siglo. De su familia ha heredado tradiciones que van mucho más de la profesión, como su pasión por la música -que le viene del lado materno- y por la pintura -del paterno-. Su madre, Paloma O´Shea, es una pianista cuya dedicación a promover la educación musical desembocó en que el rey Juan Carlos I creara el Marquesado de O´Shea en su favor. Por otro lado, su bisabuela, María Sanz de Sautuola, fue una de las descubridoras de las cuevas de Altamira, motivo por el que existe una larga trayectoria de amor por la pintura en la mayoría de sus descendientes, entre ellos, Ana Patricia. María Sanz de Sautuola, además, se casó con el primer Emilio Botín, dando origen a la saga de banqueros más conocida de España.

Ana, por su parte, también está casada. Pasó por el altar después de un largo noviazgo con el hijo menor del entonces marqués de Borghetto (hoy el título nobiliario lo ostenta su hermano Carlos). Más de 30 años de matrimonio y tres hijos en común le unen a su marido, Guillermo -Willy, para los amigos-, un hombre con fama de afable que ha sabido ocupar su lugar al lado de su poderosa mujer.

Su hijo mayor, Felipe, contrajo matrimonio el pasado mes de septiembre con Julia Puig, heredera de otra dinastía de empresarios cuya compañía es la sexta productora mundial de fragancias. A ellos pertenecen marcas de perfumes como Carolina Herrera, Prada, Valentino o Paco Rabanne.

RELACIONADO: Santander ganó 6.204 millones durante el 2016, el mejor resultado en 6 años

Ana Botín tiene, por tanto, tanto éxito en su vida personal y familiar como en la profesional. En lo que respecta a esta última, presidirá -tras la compra del Banco Popular- la entidad más importante del sistema financiero español y una de las de mayor peso de la Eurozona. Si ya era considerada una de las personas más influyentes del mundo, a partir de ahora serán muy pocos los que le hagan sombra en su sector.