Te contamos lo que (casi) nadie sabe de Inditex

Así afecta la política de la compañía a la inserción laboral y a la eficiencia ecológica

por Tu otro diario /


Más allá de la apertura de grandes superficies y de las donaciones a la sanidad pública de Amancio Ortega, Inditex desarrolla otras actividades que pocos conocen y que afectan directamente a la sociedad y a problemas relacionados con la inserción laboral.

Inditex

Los programas for&from y Salta buscan la inserción de personas con discapacidad y en riesgo de exclusión social (Cordon Press)

Inditex ha creado una red de tiendas orientadas a la integración en el mercado de trabajo de personas discapacitadas. Agrupadas bajo el nombre de for&from, el proyecto se desarrolla en varias marcas de la compañía, como Massimo Dutti, Pull & Bear, Grupo Tempe, Bershka o Stradivarius.

Estas tiendas siempre son outlets (es decir, venden ropa de temporadas anteriores a precio más económico) y la totalidad de sus empleados son personas con diferentes tipos de discapacidad intelectual, física y psíquica.

Inditex únicamente ayuda a la puesta en marcha de estos establecimientos, pero su gestión, como confirman desde la compañía gallega a ‘Tu otro diario’, “corresponde a las distintas organizaciones especializadas en discapacidad física, psíquica o intelectual” con las que colaboran: Prodis, APSA (Síndrome de Down Alicante) y COGAMI (diferentes discapacidades de Galicia), entre otras.

RELACIONADO: Inditex abre una tienda gestionada por personas con discapacidad en el outlet más grande de España

La contribución de Inditex consiste en una donación inicial para la apertura del local y en la venta de ropa de la temporada anterior con importantes descuentos. A partir de ahí, la facturación es asunto del establecimiento. De esta manera, conciencian a los empleados de que son capaces de trabajar como uno más, con lo que esto tiene de favorable no solo para su inserción profesional plena, sino también para su autoestima y su salud.

Lo relevante de for&from es que no se trata de una simple ayuda caritativa, sino que genera ingresos; de hecho, la rentabilidad agregada de estas tiendas fue, en 2016, de más de 7 millones de euros y el beneficio neto, de 732.000 euros, según datos aportados por Inditex. Estos beneficios quedan en las propias fundaciones, por lo que contribuyen, de nuevo, al fin social de las mismas.

JÓVENES EN RIESGO DE EXCLUSIÓN SOCIAL

Otro programa de inserción es el Proyecto Salta, enfocado a jóvenes en riesgo de exclusión social. Se inició en París (con el Programa Jeunes) y se desarrolla también en Madrid, en Barcelona y en otras ocho ciudades repartidas por todo el mundo, donde ya se ha impartido la formación pertinente a 800 personas con dificultad de acceso al mercado laboral. De ellas, el 70% se ha incorporado, de manera estable, a la plantilla de Inditex.

Desde la multinacional recalcan que “los beneficios del proyecto Salta no serían tales sin la implicación de los trabajadores de Inditex, que han ocupado un lugar fundamental en el desarrollo del proyecto”. Confirman a ‘Tu otro diario’ que 638 empleados han participado “como formadores o en labores de mentorización y seguimiento, para garantizar una correcta incorporación y adaptación al puesto de trabajo”.

TIENDAS ECOEFICIENTES

Además de la inserción laboral, el grupo textil se ha propuesto objetivos medioambientales y ha marcado el año 2020 como fecha límite para alcanzar la eficiencia ecológica todas sus tiendas. Según la información que aparece en su web, ya lo cumplen el 54% de sus establecimientos. La mayoría de ellos han conseguido ahorrar un 20% en electricidad y hasta un 50%, en agua.

El Zara más grande del mundo, abierto recientemente en el Paseo de la Castellana de Madrid, es también ecoeficiente y, además de ahorrar los porcentajes citados en luz y agua, se abastece al 100% de energías renovables y, en consecuencia, disminuye la emisión de dióxido de carbono.

RELACIONADO: Así son las tiendas ecoeficientes de Zara

El reciclaje es otro aspecto sobre el que Inditex ha centrado su política medioambiental y no solo las bolsas (de plástico oxo-biodegradables y de papel con certificaciones) se reciclan; también lo hacen las perchas y las alarmas de las prendas.

Se reciclan, además, algunas prendas. Las tiendas de Zara en España y en otros cinco países han instalado contenedores de ropa usada para ser reciclada. En este sentido, ha incorporado a algunos de sus diseños un nuevo tejido elaborado con algodón reciclado por la misma empresa (la austríaca Lenzing) que procesa las prendas usadas que los consumidores llevan a sus establecimientos.

RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA

Aunque la normativa europea obliga a las empresas que cotizan en Bolsa a informar de sus políticas de diversidad de los trabajadores y de gestión ambiental, Inditex está dando pasos de gigante que no son de obligado cumplimiento.