La sorprendente historia de Sundar Pichai, el CEO de Google que se ha alzado contra Trump

Hijo de una modesta familia India logró estudiar en Estados Unidos con una beca y promocionarse en Google gracias a su talento. Hoy es una de las voces más críticas contra el veto ‘antimusulmán’ de Trump

por Tu otro diario /


Al menos un centenar de trabajadores de Google se manifestaron este lunes con pancartas y proclamas contra el veto antimuslmán de Trump en las calles de San Francisco, donde se encuentran las oficinas centrales del gigante de Internet.

Uno de estos trabajadores era el propio CEO de la compañía, Sundar Pichai, quien se dirigió a los congregados al grito de "la lucha seguirá", según contó en su cuenta de Twitter un reportero del New York Times.

Getty Images

Sundar Pichai ha sido el primero en ponerse al frente de las protestas contra el veto 'antimusulmán' de Trump (Getty Images)

En las últimas horas Google y su presidente se han convertido en líderes del rechazo frontal de las grandes empresas estadounidenses contra la medida aprobada por la Casa Blanca que impide entrar en el país a ciudadanos de hasta siete países de mayoría musulmana.

Los motivos de Sundar Pichai no son solo ideológicos o éticos, sino personales. Y es que el actual presidente de Google encarna como pocos el sueño americano del inmigrante que encuentra en Estados Unidos la tierra de las oportunidades.

Pcihai nació en 1972 en el seno de una modesta familia de Chennai, en India. Según un perfil publicado por la revista Bloomberg en 2014 vivían en un apartamento de dos habitaciones en el que compartía el suelo del salón con su hermano para poder dormir. No tenían televisión. No tenían coche. El primer teléfono llegó a su casa cuando contaba 12 años.

RELACIONADO: Las iniciativas de las grandes empresas contra el veto de Trump

La historia de su increíble ascenso comienza con sus padres, que se dieron cuenta de su especial talento. Gracias al apoyo de su familia logró entrar en el Instituto Indio de Tecnología en Kharagpur, donde estudió Ingeniería Metalúrgica. Después obtuvo una beca para Universidad de Stanford y sus padres, que confiaban en su futuro, se gastaron en el billete avión 1.000 dólares (más de lo que ganaba su padre en un año). Aquella apuesta le cambió la vida.

Getty Images

Pichai duante una reciente visita a su país, India. (CHANDAN KHANNA/AFP/Getty Images)

El INVENTOR DE CHROME

Tras estudiar Tecnología de los Materiales en Stanford Pichai comenzó a trabajar en Applied Materials, un fabricante de semiconductores, pero tras un MBA en la Wharton School de la Universidad de Pennsylvania logró dar el salto primero a la consultoría financiera y luego a una de las empresas más punteras en el ámbito de la tecnología: Google.

Cordon Press

Uno de los grandes logros de Pichai tras su incorporación a Google fue del desarrollo y lanzamiento de su navegador, Chrome. (Cordon Press)

El ingeniero se incorporó a la compañía en 2004, donde su carrera fue también brillante: a él le debe la firma uno de sus hitos en los últimos años, el navegador Chrome. También es el arquitecto de Google Drive.

En 2011 se convertiría en máximo responsable de Gmail y Google Docs, y en 2013, de Android.

Con los fundadores de Google, Sergey Brin y Larry Page, cada vez más alejados del día a día la compañía, antes de su nombramiento como CEO en agosto de 2015 ya se le conocía como uno de los hombres fuertes dentro del gigante de Internet.

En los últimos días, con más de un centenar de trabajadores de Google afectados por las polémicas medidas de la Casa Blanca, su papel trasciende el mundo empresarial y de la innovación tecnológica.

Además de manifestar públicamente su enfado, de ofrecer a ayuda a los afectados o de promover las manifestaciones de sus empleados Google ha anunciado la donación de cuatro millones de dólares a organizaciones de apoyo a los inmigrantes en Estados Unidos.

Periscope

Periscope se ha sumado al rechazo a las medidas contra los musulmanes de Trump. (Periscope)

“La lucha seguirá”. Y Google ya ha tomado partido liderando un movimiento de oposición al que cada vez se adhieren más empresas en Estados Unidos. Una de las últimas, Periscope, que ha añadido a la pantalla de carga de su 'app' un mensaje reivindicativo: "Orgullosamente hecho en Estados Unidos por inmigrantes".