1. home
  2. /Economía

Prisca y Virginie Courtin-Clarins, las ‘influencers’ sin redes sociales al frente de un imperio cosmético

Se coronaron como ‘it girls’ al tiempo que se preparaban para dirigir la prestigiosa marca de belleza que fundó su abuelo

2 Minutos de lectura
Nietas del fundador de Clarins

Prisca y Virginie Courtin-Clarins acaban de asumir los cargos de presidenta y directora general de Clarins, respectivamente

© CordonPress

A diferencia de otras grandes sagas familiares en las que las luchas de poder parecen inevitables entre herederos de las diferentes ramas, en la de los Courtin-Clarins reina la armonía. Jacques, el fundador de la marca, disfrutaba enormemente jugando con sus cuatro nietas, Claire, Virginie y las gemelas Prisca y Jenna.

Nietas del fundador de Clarins
De izquierda a derecha, Jenna, Virginie, Claire y Prisca Courtin-Clarins en una imagen de archivo de 2011 en Nueva York ©GettyImages

El patriarca del clan sentía una auténtica vocación por su trabajo y estaba completamente volcado en su empresa, pero lo primero siempre era la familia. Por eso, desde que sus hijos, Christian y Oliver, se incorporaron a la dirección del grupo (en los años 70 el primero y en los 90, el segundo), se fijaron importantes normas para que prevaleciera la paz, la más curiosa de ellas es que las parejas de ellos y de sus sucesoras no podrían formar parte del equipo directivo.

También tuvieron la previsión de incluir a una tercera persona al más alto nivel en la toma de decisiones para decantarse a uno y otro lado cuando los hermanos opinaran de manera diferente en determinadas situaciones y evitar así desencuentros. Así, durante todos estos años, no ha habido ningún problema que fuera a mayores y siempre han tenido claro que algún día pasarían el relevo a sus respectivas hijas.

Arthritis Foundation Gala Dinner At Pavillon Gabriel
Virgine, junto a su padre, Christian, a quien sucede en el cargo Prisca ©GettyImages

Las cuatro protagonizaron portadas de revistas hace unos diez años, cuando acostumbraban a acudir juntas a los desfiles de alta costura de Nueva York y París. Consiguieron que todas las miradas se posaran sobre ellas y se convirtieron en las ‘it girls’ del momento. A pesar de que desde entonces tenían una gran notoriedad y de que aglutinaban a miles de seguidores en sus perfiles de Instagram, o los han cerrado o han hecho sus cuentas privadas.

Desde hace tiempo son mucho más que la imagen de Clarins y, quizás, apartarse de las redes sociales era su manera de demostrarlo. A excepción de Claire, todas están vinculadas formalmente a la compañía desde 2013, por lo que llevan casi una década preparándose para dirigir el imperio de cosméticos una vez que Christian y Oliver se jubilaran. Y ese momento ya ha llegado.

Virginie y Prisca, el tándem perfecto al frente de Clarins

Virginie, de 36 años e hija de Christian, asume el cargo de directora general, mientras que Prisca, de 35 e hija de Oliver, pasa a ser la presidenta del comité de supervisión, órgano de control de la empresa. De este modo, los dos descendientes de Jacques Courtin-Clarins tienen una sucesora; de nuevo, paridad para evitar desencuentros.

Olivier y Christian Courtin-Clarins
Olivier y Christian llevan años organizando la transición de sus respectivos cargos en Clarins a sus hijas ©GettyImages

 

Además de dirigir equipos desde 2013, las dos primas llevaban años sentándose como invitadas en el comité ejecutivo y el consejo de supervisión y bajo la tutela de un comité de sabios. Y aun así, no es suficiente.

Todavía estarán un tiempo más ejerciendo sus nuevos cargos de la mano de quienes hasta ahora ostentaban (y de momento siguen haciéndolo) sus respectivos cargos: Virginie junto a su tío Oliver y Prisca, junto a Christian. En cualquier caso, la tercera generación de Clarins ya está al frente.