1. home
  2. /Economía

¿Y si te toca el Gordo? Cinco consejos para gestionar el dinero del premio adecuadamente

El 70 por ciento de los ganadores de lotería termina arruinado en unos pocos años, por lo que es fundamental ser muy cauto en los pasos a dar

4 Minutos de lectura
Lotería de Navidad

Los afortunados a los que les toque el ‘Gordo’ tendrán que tener muy claro cómo gestionar el dinero para evitar perderlo en poco tiempo

© GettyImages

A los españoles nos encantan las tradiciones y si hay una que anuncia la inminente llegada de Papá Noel, esa es el Sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad. Durante meses recolectamos décimos de los diferentes rincones de España, hacemos largas colas a las puertas de las administraciones más famosas y compartimos nuestra suerte con nuestros familiares y amigos más allegados.

Este año están en juego 2.408 millones de euros y somos muchos los que soñamos con hacernos con un pedacito de ese botín. Sin embargo, las estadísticas para los ganadores no son tan esperanzadoras como nos gustaría. De hecho, el 70% termina arruinado en tan solo cinco años. Y es que mantener e incrementar una gran fortuna requiere de una gran gestión. Por ello, Paula Cabrito, experta en finanzas para el mercado español en Vivid, la plataforma que aúna banca e inversión en una única app, revela las cinco claves que debemos tener en cuenta si ganamos el Gordo del Sorteo Extraordinario de Navidad:

Los ganadores se llevan 400.000 euros
El año pasado el Gordo fue el 72.897 ©GettyImages

1. Trata de mantener el anonimato

Casi el 75% de los ganadores de la lotería comparten la noticia de manera inmediata con su pareja y su familia. Tan solo una minoría opta por no contarlo. Sin embargo, en el caso de resultar afortunados con el Gordo de Navidad, ser discretos debe ser una prioridad. De lo contrario, es probable que nos encontremos con muchas personas llamando a nuestra puerta y nos convirtamos en un blanco para estafadores.

Por mucho que estemos deseando celebrar y proclamar nuestra alegría y nuestra suerte, debemos tratar de contener la emoción para evitar tener que lidiar con presiones añadidas que puedan conducirnos a la toma precipitada de decisiones. Una solución para mantener en secreto nuestra identidad es enviar a un abogado a cobrar el premio en nuestro nombre.

2. Paga tus deudas

Tras cobrar el premio, lo primero que deberemos hacer es pensar en las deudas con las que contamos y ordenarlas por tipo de interés (hipoteca de la casa, letras del coche, etc.). Primero aquellas con un interés más alto y, por último, las que lo tienen más bajo. Así sabremos cuáles debemos abonar en primer lugar.

Liquidar nuestras deudas nos permitirá ahorrar dinero a la larga y conocer cuánto nos queda exactamente de nuestro premio para gastar, ahorrar o invertir. Si tras saldar tus deudas apenas te ha quedado capital para otras cuestiones, no te preocupes: ¡solventar una deuda siempre es más importante que ahorrar!

Lotería de Navidad
Antes de gastar o invertir en nada el dinero del premio, los expertos recomiendan saldar las deudas ©GTres

3. Averigua tu tipo de personalidad y divide tu dinero conforme a ella

Una vez que hemos resuelto nuestras deudas, tal vez nos preguntemos qué hacer con el resto del premio. Probablemente, estaremos de acuerdo en que gastarlo todo no es la mejor opción, al igual que tampoco es necesario destinarlo todo a nuestros ahorros. Pero, ¿cómo sabemos entonces qué parte gastar, cuál ahorrar y cómo hacerlo?

Existen 3 tipos de personalidades. En primer lugar, está “el gran gastador”, aquel que desea vivir a lo grande, es arriesgado y no le preocupan en exceso los ahorros. Aquí la recomendación es gastar el 60%, destinar el 20% a ahorros o un ETF de bajo riesgo -como el S&P 500 o el índice industrial Dow Jones- e invertir el otro 20% en acciones, algo que conlleva más riesgo, pero también puede generar un mayor retorno.

La segunda personalidad es más “moderada”, aquellos que quieren gastar un poco, pero también les interesa hacer crecer sus ahorros sin un riesgo excesivo. En este caso la apuesta debería ser un 40% para disfrutar en gastos, un 30% para ahorrar, un 15% para invertir en acciones y el 15% restante para invertir en un ETF. Con este desglose, contaríamos con un buen margen de gasto, la siguiente prioridad serían los ahorros y lo que quede se dividiría entre ETF y acciones. Si queremos evitar el riesgo, podemos invertir en una gran empresa conocida por sus dividendos predecibles y su baja volatilidad; mientras que, si deseamos arriesgar algo más, podemos invertir en una compañía más pequeña que consideremos que tiene posibilidades de triunfar. En ambos casos, no estaremos arriesgando una gran parte de nuestro dinero.

Por último, está la personalidad “conservadora”, los que prefieren no gastar, o hacerlo tan solo en un pequeño capricho. Lo que más le interesa es alimentar los ahorros y, en este caso, el desglose sería: 20% para gastos, 40% para ahorrar y 40% para un ETF, algo significativamente más seguro que invertir en acciones. Tendrá la oportunidad de hacer crecer su dinero un poco, pero, lo más importante, es que conservará la mayor parte.

Décimos
El Sorteo Extraordinario de Navidad es uno de los que más ilusión despierta y en el que participan más españoles ©GettyImages

4. Busca asesores legales y financieros

Según los datos, la mayoría de los ganadores de la lotería no abandona su trabajo. Tan solo un 15 % se jubila, un 10% cambia de empleo o reduce su jornada laboral, y apenas un 1% decide emprender y montar un negocio. Sin embargo, si eres de la minoría que se plantearía dejar de trabajar si ganase el Gordo de la Lotería de Navidad, deberías buscar buenos asesores legales y financieros. Estos te ayudarán a crear una cartera diversificada para hacer crecer tu dinero, de manera que pueda proporcionarte un beneficio mensual suficiente para mantener tu estilo de vida.

Al hablar de grandes cantidades de dinero, estas inversiones pueden tener un aspecto diferente al que estamos acostumbrados y los asesores podrían recomendarnos comprar bienes inmuebles, arte o hasta convertirnos en propietarios de una determinada empresa. La diversificación será la clave y podremos obtener beneficios incluso de inversiones menos arriesgadas, como los Bonos del Estado de bajo rendimiento.

5. No confíes ciegamente en propuestas de negocios de amigos o conocidos

Finalmente, es importante no caer en propuestas de negocio por parte de amigos que parecen demasiado buenas para ser verdad. Muchos ganadores de la lotería intentan convertirse en empresarios, se dejan llevar por los sentimientos y empiezan a invertir en ideas arriesgadas sin saber muy bien en qué se están metiendo. Por ello, deberemos asesorarnos adecuadamente antes de invertir o perderemos rápidamente nuestro dinero y volveremos a la casilla de salida.