1. home
  2. /Economía

¿Compraste un coche nuevo entre 2006 y 2013? Averigua si te corresponde una indemnización de hasta 9.000 euros

La OCU ha lanzado una herramienta para que los conductores sepan si están entre los damnificados

2 Minutos de lectura
Concesionario

Se calcula que son millones de consumidores los afectados por esta práctica anticompetitiva

© GettyImages

A lo largo de las últimas semanas se ha destapado el llamado ‘Cártel de los concesionarios’. Un entramo de acuerdos entre diferentes establecimientos con el que inflaron el precio de los vehículos nuevos perjudicando, así, a todos los conductores que adquirieron uno entre 2006 y 2013. Si compraste un coche en esas fechas, la Organización de Consumidores y Usuarios te ayudará a saber si te corresponde una indemnización.

Fue en 2015 cuando la Comisión Nacional de Mercados y Competencia denunció que algunos concesionarios habían dado forma a un convenio con el que subían, sin justificación alguna, el precio de los coches nuevos que vendían. A lo largo de ese año y del siguiente (2016), la CNMC sancionó a 21 fabricantes, 130 concesionarios y dos consultoras por prácticas anticompetitivas que involucraban a BMW, Citroën, Chevrolet, Chrysler, Fiat, Ford, General Motors, Honda, Hyundai, Kia, Mazda, Mercedes Benz, Mitsubishi, Nissan, Peugeot, Porsche, Renault, Seat, Toyota, VW Audi o Volvo.

Concesionario
En 2015 cuando la CNMC denunció que algunos concesionarios habían llegado a un acuerdo para inflar los precios ©GettyImages

Ahora el Tribunal Supremo ha ratificado las acciones que llevó a cabo la Comisión Nacional de Mercados y Competencia. Un movimiento que permite a los afectados reclamar una indemnización que compense esa subida artificial que pagaron en su momento. Son millones de consumidores los afectados: muchos de los que compraron un coche entre febrero de 2006 y agosto de 2013.

Cómo saber si eres uno de los afectados

Según la Organización de Consumidores y Usuarios, es posible recuperar entre un 10 y un 15 por ciento del valor desembolsado en su momento: estaríamos hablando de una compensación que iría desde los 2.000 a los 9.000 euros en el caso de los modelos más caros.

Concesionario
Según la OCU, es posible recuperar entre un 10 y un 15 por ciento del valor desembolsado ©GettyImages

Para poder iniciar el proceso tenemos que saber si somos uno de los afectados. Algo que es posible conocer con la herramienta que ha desarrollado la OCU. Basta con entrar en su página web e introducir los datos que nos pide en el formulario habilitado para ello: marca del coche, fecha de compra y el concesionario en el que se adquirió. Con esta información nos dirá si formamos parte del grupo de los damnificados.

Cómo reclamar

A la hora de reclamar se puede hacer de dos formas: uniéndose a una asociación o de manera individual. En este último caso, tendremos que dirigirnos a una Oficina de Consumo, donde nos informarán de los trámites y los documentos necesarios. A esto habrá que sumar la documentación necesaria: factura de compra o justificantes de pago si es un contrato de renting o leasing, ficha técnica y, si es el caso, los recibos de las reparaciones que se hayan realizado en ese período de tiempo.