1. home
  2. /Economía

Cuando la realidad contradice a la ficción: así es el camino imposible hasta la cámara acorazada del Banco de España

Su construcción comenzó en 1932 ya que formaba parte de la sobras de ampliación del edificio y costó unos nueve millones y medio de pesetas

2 Minutos de lectura
TU OTRO DIARIO
Cámara acorazada

Tiene 2.500 metros cuadrados y está situada a 35 metros de profundidad, unos siete pisos de altura

© Banco de España

En el sótano del Banco de España se encuentra un lugar, literalmente, inexpugnable: en sus 87 años de vida nadie ha conseguido llegar hasta ella… por mucho que las diferentes ficciones hayan jugado con esa idea. Así es la cámara acorazada del Banco de España.

Está inspirada en la que Otto Wagner diseñó para la Caja Postal de Viena en 1912. Su construcción comenzó en 1932, la terminaron dos años y medio después y costó unos nueve millones y medio de pesetas. Se inauguró poco antes de que se desencadenase la Guerra Civil: tiempo en el que sirvió como refugio frente a los bombardeos. Tiene 2.500 metros cuadrados, está situada a 35 metros de profundidad y el camino hasta ella está plagado de tantos sistemas de seguridad y tantas trampas que perpetrar un atraco es una misión imposible… y suicida.

Cámara acorazada
Los fosos que la rodean se inundan con el agua de dos arroyos: Las Pascualas y Oropesa ©Banco de España

Tres puertas

La cámara está rodeada por unos fosos que, ante la más mínima amenaza, se inundarían con el agua que procede del arroyo de Las Pascualas y del de Oropesa: sí, los ladrones se ahogarían antes de poder completar el recorrido hasta el tesoro que en ella se guarda. Un camino para el que es necesario un calzado especial reforzado y que empieza con la primera puerta acorazada: pesa 16 toneladas, es circular y sus tres llaves están vigiladas por el interventor y el cajero.

Desde ahí, tal y como relata ABC, se accede a un ascensor que también necesita su propia llave y que llega a un ‘hall’ en el que hay un puente retráctil que atraviesa un foso. Al otro lado está la segunda puerta acorazada: pesa catorce toneladas y es rectangular. La última tiene la misma forma, pero es más ligera: nueve toneladas. Tras ella está el pasillo que da paso a las cámaras: la del Ministerio de Justicia, la de Economía, la del Defensor del Pueblo y la del Banco de España.

Cámara acorazada
Las tres puertas son de acero oxidable y fueron fabricadas por la empresa Cobres York (Pennsylvania, EEUU) ©Banco de España

Un tercio de la reserva

Es ahí donde descansa una colección de monedas de oro que pertenece al Tesoro Artístico-Monetario… y los lingotes con forma de trapecio que están ordenados de cinco en cinco en unas estanterías diseñadas por Alexandre Gustave Eiffel. El Banco de España tiene 9,1 millones de onzas de oro troy (cuyo valor es de casi 15.000 millones de euros), pero aquí sólo hay un tercio: 5.400 lingotes de oro puro y unos 2.000 irregulares.

¿Y el resto? En otros tres países extranjeros: Suiza (Banco Internacional de Pagos de Basilea), Reino Unido (Reserva federal del fortín militar de Fort Knox) y Estados Unidos (Kentucky es el mayor almacén de oro del mundo).