1. home
  2. /Economía

Así se las arregló una pareja que ganó 14,5 millones para mantenerlo oculto antes de repartirlos entre sus familiares y amigos

Sharon y Nigel Mathereran compraron un boleto durante sus vacaciones, pero no supieron que estaba premiado hasta que regresaron a casa

2 Minutos de lectura
Ganaron el Euromillones

El premio fue un golpe de suerte porque no eligieron los números que Sharon usualmente escogía

© GettyImages

Sharon y Nigel Mathereran jugaban al Euromillones de vez en cuando, pero esa intermitencia estaba cuajada de suerte: en 2010 se llevaron un premio de 14,5 millones de euros que ocultaron a todo aquel que los conocía. Así consiguieron salvaguardar su secreto antes de repartir una parte entre sus familiares y amigos.

En aquel momento Nigel trabajaba como gerente en un hotel y Sharon acababa de terminar su baja por maternidad para reincorporarse a supuesto en el departamento de finanzas del Trafford Council. La pareja se fue de vacaciones y decidió comprar un boleto de Euromillones cuyo resultado no comprobaron hasta que regresaron a casa.

Ganaron el Euromillones
Decidieron donar una parte del premio a un grupo formado por treinta de sus allegados que, hasta entonces, no sabían nada ©GettyImages

Una celebración modesta

Tal y como informa Manchester Evening News, Sharon comprobó el número a través de la televisión mientras Nigel se dirigía al supermercado Tesco para comprar algo de comida. No podía creer lo que estaba viendo: “Llamé a mi marido y le dije que volviera a casa rápido. Él pensó que les había pasado algo a los niños o a mi padre. Yo le respondí: no, creo que acabamos de ganar el Euromillones”.

Fue todo un golpe de suerte puesto que no eligieron los números que Sharon usualmente escogía. A pesar de la lluvia de millones, el matrimonio lo celebró de una forma muy modesta: pidieron comida china y brindaron con tres cervezas Magners ya que eso era lo único que tenían en casa después de las vacaciones.

Ganaron el Euromillones
Un año después Sharon y Nigel se cambiaron de casa y compraron una segunda residencia en el norte de Gales ©GettyImages

Las primeras inversiones

Su primera compra fue un bungalow para el padre de Sharon, pero la familia Mathereran tardó en un año en mudarse a su nuevo hogar en BowdOn. Fue entonces cuando, además, decidieron adquirir una segunda residencia en Abersoch, al norte de Gales. Ambos decidieron no hacer público su golpe de suerte, pero mentir a su familia y amigos se antojaba cada vez más complicado.

Por esta razón, se sentaron a hacer cuentas: “No podíamos regalarlo todo porque necesitábamos cuidarnos y teníamos dos hijos pequeños (Reece y Lewis que tenían tres y un año), pero queríamos marcar la diferencia en tantas vidas como fuera posible”. Extendieron 30 cheques y añadieron una pequeña tarjeta en la que explicaban el motivo de aquel regalo. Sin embargo, una de sus mayores donaciones la recibió el Francis House Hospice de Manchester: Sharon y Nigel estaban muy unidos a su causa tras la muerte de su sobrina de 18 años.

Según ellos fue como protagonizar el reality ‘The Secret Millionaire’ (‘El millonario secreto’) de la televisión británica: un programa en el que el donante, de incógnito, regala miles de libras a sus conocidos.