1. home
  2. /Economía

La respuesta de la ONU al reto de Elon Musk para acabar con el hambre en el mundo

El magnate había prometido destinar 6.000 millones a ese fin si le detallaban un plan para alcanzar tan ambicioso objetivo

3 Minutos de lectura
Acabar con el hambre en el mundo

David Beasley, director del programa de Alimentos de la ONU, responde a Elon Musk dos semanas después de que el millonario prometira entregar una fortuna para acabar con el hambre en el mundo si le detallaban cómo pensaban hacerlo

© GettyImages

Hace unos días Elon Musk aseguraba, a través de su perfil de Twitter, que daría a la ONU nada menos que el valor de sus acciones de Tesla (6.600 millones de dólares, 5.837 millones de euros) para acabar con el hambre en el mundo con una condición: que le detallaran, paso a paso, cómo iban a utilizar ese dinero para conseguir tan ambicioso objetivo. Si lograban demostrarle que lograrían su objetivo, él entregaría esa fortuna. Pues bien, el director del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas, David Beasley, ha presentado este lunes un plan detallado con el que ayudar a 42 millones de personas de 43 países. “Estamos listos para hablar con usted”, le ha dicho.

CEO de Tesla
Decenas de usuarios de Twitter han respondido al hilo de Beasley sorprendidos de que el plan no incluya un cambio estructural, sino únicamente la entrega de alimentos durante un año ©GettyImages

Los pasos a seguir serían, según Beasley, los siguientes: en primer lugar, destinar 3.500 millones de dólares (unos 3.000 millones de euros) a la compra y la entrega de alimentos; en segundo lugar, el reparto de 2.000 millones de dólares (1.700 millones de euros) en dinero en efectivo y en vales de comida; otros 700 millones de dólares (619 millones de euros) para los costes “específicos” de cada país; y, por último, 400 millones de dólares (353 millones de euros) para la gestión de las operaciones, la administración y la “rendición de cuentas”.

Resumiendo, lo que se haría con esos 6.600 millones sería repartir una comida al día (que es la mínima necesaria para subsistir) a 42 millones de personas de 43 países por un precio de 0,43 dólares por persona y día. Con esto se evitaría, durante un año, el riesgo de hambruna, tal y como apunta Beasley. En cada uno de los puntos enumerados por el director del Programa de Alimentos, se especifica, de modo un poco más concreto, a qué se va a dedicar cada partida:

-Los 3.500 millones de dólares para alimentos y su entrega incluye el transporte de estos (aéreo, fluvial, terrestre…) y la contratación de escoltas que garanticen su seguridad.

-Los 2.000 millones que en efectivo y en vales comida se distribuirían en aquellos lugares en los que el mercado es posible, puesto que así se fomentaría la economía local

-Los 700 millones destinados a costes específicos incluye la implementación de programas adaptados a las necesidades de cada país, así como la instalación de oficinas.

-En cuanto a los 400 millones para la administración y la rendición de cuentas, hace referencia a la coordinación de las líneas de suministro, pero también al monitoreo del hambre en el mundo y la gestión de riesgos por parte de auditores externos.

¿Será suficiente todo esto para Elon Musk? Lo desconocemos, pero lo que sí está claro es que la pelota está ahora en el tejado del hombre más rico del mundo que, en caso de acceder y dar lo que para cualquiera sería una millonada, él apenas notaría pérdidas, puesto que estos 6.600 millones representan únicamente un 3 por ciento de su fortuna personal. ¿Se reunirá al menos con representantes de la ONU para ver de manera más pormenorizada el plan? Lo iremos viendo…

Mientras, cientos de usuarios de Twitter han respondido a Beasley que su propuesta no es más que un parche que no soluciona en absoluto el problema. “Entonces, solo se enviará comida, ¿es eso?, ¿en serio?”, cuestiona Juan Sebastian, uno de los tuiteros que responde al hilo del director del Programa de Alimentos. “Qué ocurrirá cuando acabe el año, harán falta otros 6.600 millones? El cambio debe estar estructural para que tenga un efecto serio. Piense en la sostenibilidad, no solo en una manera fácil de gastar los fondos”.

tags: