1. home
  2. /Economía

Así consiguió esta recién graduada sin experiencia que Jeff Bezos la contratara en el acto

Ann Hiatt pasó a ser su asistente personal y la persona más próxima a él en la empresa

3 Minutos de lectura
TU OTRO DIARIO
Ex asistente de Jeff Bezos

Tras haber trabajado para Bezos y en Google, Ann Hiatt ha fundado su propia consultoría sobre liderazgo

© Ann Hiatt

Ann Hiatt se acaba de graduar en Filosofía, una carrera que a priori nada tiene que ver con el perfil requerido en una gran tecnológica como Amazon, así que cuando envió el curriculum lo hizo más por probar que por convencimiento. Entre otras cosas, porque ni siquiera tenía experiencia laboral en ninguna otra empresa, pero para su sorpresa la llamaron. Fue un proceso de selección largo y muy complicado y, en la prueba final… ¡le entrevistó el propio Jeff Bezos!

Ex asistente personal de Jeff Bezos
Casi 20 años después de aquel primer contrato laboral y tras pasar también por Google, Hiatt ha logrado su objetivo de crecer de manera astronómica ©Ann Hiatt

Cuando la llamaron le dijeron que postulaba para un puesto de asistente júnior y acudió a la que sería la primera de una serie de entrevistas que fueron “vertiginosas en volumen y en ritmo”, según explica ella misma a la cadena de televisión CNBC. Algunas, incluso, duraron todo el día y otra tuvo lugar “en una oficina oscura” iluminada únicamente por la pantalla de un ordenador “lleno de códigos” y por “una extraña luz nocturna giratoria multicolor” que había en una esquina. Pero a ella aquello no le impresionó demasiado; “había conocido a suficientes técnicos en mi vida y estaba acostumbrada a entornos incómodos”, relata.

Pasaron meses antes de recibir la última llamada. No le habían informado de nada, tan solo le pidieron disculpas por haberse enfrentado a un proceso tan largo y le aseguraron que esa sería ya la última prueba. Ann no se imaginaba que sería el mismísimo Bezos quien la recibiría ese día. “Se sentó frente a mí y se presentó”. Después, le dijo que únicamente le haría dos preguntas.

Las dos preguntas clave para que Jeff Bezos la contratara en el acto

La primera era “un acertijo divertido”, según lo describió el entonces CEO de Amazon. Y tanto que era un acertijo; le pidió que calculase el total de paneles de vidrio que había en la ciudad de Seattle (Estados Unidos). Hiatt reconoce que por un momento se sintió “aterrorizada”, pero respiró hondo y analizó rápidamente qué era lo que Bezos buscaba con esa pregunta: “Quiere ver cómo funciona mi mente, me dije, quiere verme dividir un problema complicado en pasos pequeños y manejables”, pensó la joven. “Yo puedo hacer eso”.

Ex asistente personal de Jeff Bezos
Ann entendió desde el primer momento qué intentaba averiguar Bezos en la entrevista y supo darle las respuestas adecuadas ©Ann Hiatt

Lo primero que hizo fue decirle que empezaría por presentar el número de habitantes de la ciudad y, después, hizo casi una regla de tres, calculando que cada uno de esos habitantes tendría al menos una vivienda, un medio de transporte y una oficina o escuela y que todos ellos tienen ventanas. Así, sugirió basarse en esos promedios para hacer una estimación y, a continuación, planteó analizar “todos los escenarios, grupos, anomalías y formas posibles de explicar estas excepciones”. “Tuve la sensación de que hablé durante horas mientras Bezos llenaba la pizarra con números”, reconoce.

La segunda pregunta era más personal: “¿Cuáles son tus objetivos profesionales?”. Eso ella lo tenía más claro. Aunque su objetivo en un principio era ser profesora y su paso por Amazon la haría desviarse de eso, le confesó abiertamente que lo que quería era “saltar a una curva de aprendizaje y crecimiento astronómico” y que era consciente de que para ello cobraba especial importancia el estar constantemente fuera de su zona de confort.

Eran justo las palabras que Jeff Bezos quería oír, así que no esperó más y la contrató en ese preciso momento. Y no solo eso, le ofreció el puesto de asistente personal y pidió que su mesa se situara a un metro de la suya, con lo que Hiatt pasó a ser la empleada más próxima al todo poderoso CEO de Amazon.

Aquello ocurrió en 2002 y, desde entonces, Ann Hiatt ha cumplido con creces su objetivo de crecer de manera astronómica. Tres años después fue fichada por Google y en 2018 fundó su propia consultoría con la que da claves de liderazgo a CEO’s de compañías de todo el mundo. Ha cosechado tanto éxito que ha escrito un libro (‘Apueste por usted mismo: reconozca, posea e implemente oportunidades innovadoras’) y es una reputada experta a la que consultan medios de comunicación de todo el mundo.