1. home
  2. /Economía

Doreen Lofthouse, la dependienta que convirtió los caramelos ‘Fisherman’ en un imperio, deja a su hijo sin herencia y dona toda su fortuna a la caridad

Comenzó trabajando como dependienta en una de las tiendas y terminó convirtiéndose en una pieza fundamental

2 Minutos de lectura
Caramelos Fisherman’s Friend

Consiguió duplicar la producción formalizando acuerdos con diferentes tiendas y expandiendo la empresa internacionalmente

© Fisherman’s Friend

Cinco mil millones de caramelos que llegan a 120 países cada año. Unas pastillas que, incluso, recibieron líderes mundiales como Margaret Thatcher o Ronald Reagan después de que la artífice de este imperio los viera toser en público. Doreen Lofthouse fue la mujer con la que ‘Fisherman’s Friend’ se convirtió en la gran empresa que es hoy. La misma que, cuando falleció el pasado mes de marzo, destinó toda su herencia a la fundación que lleva su apellido.

El químico James Lofthouse fue quien creó ‘Fisherman’s Friend’ en 1865 para calmar las gargantas de los marineros de Fleetwood. Durante cien años esta fue la única línea de negocio: fu entonces cuando una joven con ideas brillantes que trabajaba como dependienta en una de las tiendas se casó con un miembro de la familia. Doreen contrajo matrimonio con Alan Lofthouse en 1960 y tuvieron un hijo: Duncan Lofthouse, que dirige la compañía. Posteriormente se divorciarían y en 1973 uniría su vida a la de Tony, el sobrino de Alan.

Caramelos Fisherman’s Friend
El químico James Lofthouse fue quien creó Fisherman’s Friend en 1865 para calmar las gargantas de los marineros de Fleetwood ©Fisherman’s Friend

La llegada de Doreen

Doreen ayudó a convertir Fisherman’s Friend en todo un imperio. ¿Cómo? Recopiló todas las cartas de gente que les escribía porque querían comprar aquellas pequeñas pastillas, se dirigió a las ciudades de las que procedían y buscó tiendas en las que podrían vender su producto. Cuando llegaba a los establecimientos enseñaba las misivas y proponía una colaboración a los dueños: si compraban sus productos, ella les enviaría a todas esas personas.

La producción se duplicó y tuvieron que mudarse de la parte trasera de la tienda familiar a unas instalaciones más grandes con las que poder responder a esa creciente demanda. Aquello sólo fue el comienzo puesto que Doreen llegó a un acuerdo con una sucursal de Boots y después comenzó la expansión internacional: Noruega, Islandia, Groenlandia, Suecia, Alemania…

Caramelos Fisherman’s Friend
Fisherman’s Friend vende cada año cinco mil millones de caramelos que llegan a 120 países ©Fisherman’s Friend

La madre de Fleetwood

Doreen Fleetwood falleció el pasado mes de marzo a los 91 años y el reparto de su herencia ha sido un tema de conversación desde entonces. Dio 385.000 euros a sus jardineros, secretarias y amas de llaves. Hizo una selección de sus joyas para dárselas a Linda Lofthouse, la mujer de su único hijo… y el resto (50 millones de euros) fue a parar a la Fundación Lofthouse. Con esta institución había financiado tantas acciones en su ciudad natal, Fleetwood, que acabó recibiendo el apodo de ‘La madre de Fleetwood’. Un legado que continuará vivo gracias a esta generosa donación.

tags: