1. home
  2. /Economía

De repartidor de pizza a millonario vendiendo leggins: así es Ben Francis, CEO de Gymshark

Creó la empresa en el garaje de sus padres y hoy es una de las personas menores de 30 años más ricas de Reino Unido

2 Minutos de lectura
CEO de Gymshark

Ben Francis fundó Gymshark en el garaje de sus padres y hoy la empresa está valorada en más de 1.100 millones de euros

© Ben Francis

Ben Francis tenía tan solo 19 años cuando se lanzó, en 2012, al negocio que cambiaría su vida para siempre. Por aquella época, repartía pizzas a domicilio mientras estudiaba Administración de Empresas en la Universidad de Aston en Birmingham (Reino Unido), pero ya soñaba a lo grande. Junto con un amigo del colegio, Lewis Morgan, se puso a confeccionar leggins y sujetadores deportivos en el garaje de sus padres y pronto comenzaron las primeras ventas. Ben, que se casó el mes pasado con su novia de hace años, Robin Gallant, es ya una de las personas menores de 30 años más ricas de Gran Bretaña.

Se casó en septiembre con su novia, Robin Gallantt
Ben y Robin se casaron el pasado 9 de septiembre ©Ben Francis

Al poco tiempo, decidió dejar su trabajo como repartidor, pero también sus estudios para poder dedicarse de lleno a su empresa, Gymshark. Después, supo aprovechar el tirón de las redes sociales y del poder de los primeros influencers deportivos, a muchos de los cuales contrató para que lucieran su ropa. Gymshark comenzó a crecer como la espuma.

Francis ha vendido recientemente el 21 por ciento de sus acciones a la compañía estadounidense General Atlantic. Aunque no se ha comunicado cuánto le ha reportado la operación, sería una cantidad de dinero nada desdeñable, teniendo en cuenta que hoy Gymshark está valorada en 1.000 millones de libras (más de 1.182 millones de euros). A eso habrá que sumar que este joven emprendedor mantiene el 69 por ciento restante de las acciones de la empresa, que previsiblemente comenzará a cotizar en Bolsa dentro de unos meses, lo que haría que sus ganancias fueran mucho mayores.

CEO de Gymshark
Ben ha contado con ‘influencers’ deportivos para dar a conocer su marca y la estrategia ha resultado todo un éxito ©Ben Francis

“Ha sido un viaje increíble durante estos nueve años para llegar a este punto”, dice en unas declaraciones al Daily Mail. “No somos nada sin nuestra comunidad” y señala que el objetivo ahora es crecer “a una escala verdaderamente global” que planea conseguir gracias a la asociación con General Atlantic. “Creo firmemente que Gymshark tiene el potencial de ser para el Reino Unido lo que Nike es para Estados Unidos y Adidas es para Alemania, y hoy es un paso importante para lograrlo”.

Razones para pensar así no le faltan, puesto que ya siguen a la marca más de 5,4 millones de personas solo en Instagram, sin haber dado aún el gran paso a otros países. Quizás debamos ir quedándonos con el nombre de esta firma deportiva porque parece más que probable que en no mucho tiempo empecemos a ver su ropa puesta a las celebrities patrias.