1. home
  2. /Economía

La nueva aventura millonaria de Kylie Jenner

La empresaria e ‘influencer’ tiene un patrimonio estimado en 600 millones de euros

1 Minuto de lectura
Kylie Jenner

Además de sus líneas de cosmética, la hermana de Kim Kardashian tiene un amplio imperio inmobiliario

© kyliebaby

La imaginación y los negocios de Kylie Jenner parecen no tener límites. Convertida en una de las empresarias más jóvenes y ricas del mundo, la hermana de Kim Kardashian ha tenido otra gran idea estelar para continuar sumando millones a su cuenta bancaria. La influencer, quien es dueña de ‘Kylie Cosmetics’, acaba de lanzar ‘Kylie Baby’, una línea básica de cosmética destinada a los más pequeños de la casa y para la que ha utilizado como imagen a su hija Stormi, de tres años, junto a la que ha protagonizado una dulce campaña, en la que el rosa y el azul han sido los colores protagonistas.


A la espera de la llegada de su segundo hijo junto al rapero Travis Scott, Kylie, quien recientemente lanzaba su propia línea de trajes de baño, Kylie Swim, ha decidido sacar el máximo partido a su faceta como madre con esta línea de cuidado de bebés a la que además de incorporar geles y cremas corporales ha añadido algunos accesorios como una toalla de baño con capucha, un cepillo, un peine y una bolsa de viaje, que la empresaria se ha cuidado mucho en mostrar en una impecable spot protagonizado por ella y su hija, quien de la mano entran en un mundo de fantasía caminando sobre nubes flanqueadas por tiovivos, globos aerostáticos y todas las cosas que vuelven locos a los niños.


Kylie, quien acumula más de 272 millones de seguidores en Instagram, tiene actualmente un patrimonio estimado en 600 millones de euros, la mayoría proveniente de su línea de cosméticos, de la que vendió el 51% por la nada despreciable cantidad de 270 millones, aunque también posee una gran cantidad de bienes inmuebles, entre los que destacan una casa estilo Cape Cod en el condado de Hidden Hills, en California de más de 4.000 metros cuadrados y valorada en 10,3 millones de euros, una mansión en Beverly Hills que adquirió junto a Scott por 11,6 millones, así como lo que algunos han descrito como un auténtico “complejo turístico” en Holmby Hills, en Los Ángeles valorado en 31 millones de euros y con una extensión de casi 5.000 metros cuadrados.