1. home
  2. /Economía

La subida de la luz tiene más consecuencias de las que crees: así encarece tu cesta de la compra

La escalada de precios comienza a repercutir en el importe de algunos de los productos básicos

2 Minutos de lectura
Supermercado

La electricidad está encareciendo los costes de producción de algunos alimentos y bebidas, pero no es el único causante

© GettyImages

De un tiempo a esta parte la luz parece haberse ganado un hueco fijo en los titulares de la actualidad a base de coleccionar marcas históricas en su precio. Son varios los factores que están provocando esta constante escalada: aumento de la demanda, incremento en el mercado de emisiones, la fuerte revalorización del gas natural, la subida del CO2… Causas que tienen consecuencias en el bolsillo del consumidor: estos son los productos cuyos precios crecerán a causa de la luz.

Los efectos del incremento del coste de la luz no solo se notan en la factura que llega a final de mes, también comienzan a ser visibles a la hora de llenar la cesta de la compra. Es cierto, eso sí, que la electricidad está encareciendo los costes de producción de algunos alimentos y bebidas, pero no es el único causante. A ella se suma el constante ascenso del precio del combustible, la crisis de los semiconductores, que provoca retrasos en las entregas y, evidentemente, aumento en los precios, así como otros factores generados a raíz de la pandemia del coronavirus.

Supermercado
Las grandes superficies se han visto obligadas a incrementar el precio de algunos alimentos de primera necesidad ©GettyImages

Productos básicos

Dentro de este escenario, las grandes superficies se han visto obligadas (o se verán en un futuro cercano) a incrementar el precio de algunos de los productos que están disponibles en sus estanterías. Tal y como informan en El Español, el foco, por ahora, está sobre los alimentos básicos (aceite, leche, fruta, huevos…) y las mayores subidas se han registrado en Melilla, Galicia, Cantabria, Navarra, La Rioja y Murcia.

Los precios que han subido… y los que no

Uno de los primeros alimentos que evidenciarán esta escalada de la que os hablamos es la leche. Las estimaciones apuntan a que no bajará de los 0,60 euros: una cifra que no solo es consecuencia de la luz y de las causas que hemos referenciado antes, también influyen las protestas por parte de los ganaderos que se han producido desde este verano.

Supermercado
Las mayores subidas se han registrado en Melilla, Galicia, Cantabria, Navarra, La Rioja y Murcia ©GettyImages

El aceite, por su parte, hará más real que nunca la descripción que lo define como oro líquido. Su encarecimiento ya alcanza el 20 por ciento y parece que no se detendrá. Por el mismo camino van las bebidas no alcohólicas (agua, refrescos y zumos) con un incremento del 7,4 por ciento. Cierran la lista alimentos frescos como la fruta, la carne de ave y los huevos cuyos precios han subido un 4,6 por ciento.

Y entre tanto aumento destaca el descenso de algunos productos necesarios también en nuestra alimentación diaria como es el caso de las hortalizas y las legumbres (-1,3 por ciento) o el pescado fresco y congelado (-1,2 por ciento).