1. home
  2. /Economía

La historia de Danira: así pasó de cobrar lo mínimo a ganar más de 100.000 euros vendiendo manzanas de caramelo

Todo comenzó cuando decidió hacer ella misma los dulces que sus hijos le pedían y no se podía permitir

2 Minutos de lectura
Manzanas de caramelo

Empezó con un negocio local de pastelería con el que vendía cupcakes y tartas impulsada por las peticiones de sus amigos

© daniracancinos

La historia de Danira Cancinos es digna de Hollywood. No tardó en experimentar los sinsabores de la vida, pero consiguió sobreponerse a ellos a base de trabajo. Esa ha sido su fórmula para poder presumir, a sus 32 años, de ganarse la vida haciendo lo que más le gusta. Así pasó de cobrar lo mínimo en una sala de juegos a ganar más de 100.000 euros vendiendo manzanas de caramelo.

Danira llegó a Estados Unidos desde Guatemala. Su familia decidió emigrar en busca de mejores oportunidades y se instalaron en el Valle de San Fernando (California). Cuando tenía quince años se quedó embarazada, dejó el colegio y consiguió un trabajo en una sala de juegos: obtenía el sueldo mínimo, pero era suficiente para mantener a su hijo.

Con 24 años había tenido dos hijas más: todos vivían en casa de sus padres, una vivienda de tres habitaciones ubicada en Los Ángeles donde compartía espacio con su hermana y su sobrino. Tal y como explica a Grow, Danira no podía permitirse comprar los dulces que le pedían los niños y empezó a hornearlos ella misma.

Manzanas de caramelo
Sus primeras clases las impartía a través de Facebook Live y cobraba entre 8,50 y 17 euros ©daniracancinos

Clases de cocina

Como otros tantos hacen, subió las imágenes a Facebook y sus amigos no tardaron en preguntarle si también podía hacerlos para ellos: un año después su negocio local de pastelería estaba en marcha despachando cupcakes, tartas, manzanas de caramelo… Comenzó con tarifas ajustadas y trabajando los fines de semana para el lunes regresar a su trabajo habitual en la sala de juegos. Compaginar ambas actividades era cada vez más complicado y Danira decidió apostar por su talento con los dulces.

El negocio iba viento en popa y decidió ampliarlo escuchando a sus clientes: le pedían que les enseñase a cocinar como ella. Así nacieron sus primeras clases a través de Facebook Live en las que explicaba cómo hacer sus dulces: sus lecciones costaban entre 8,50 y 17 euros. Danira descubrió que le encantaba, pero había una receta que se resistía a mostrar: la de sus manzanas de caramelo.

Las manzanas de caramelo

La joven sabía que su receta era única: la mayoría de dulces de este tipo que había probado tenían el duro y masticable. Ella había experimentado con diferentes recetas para conseguir que fuera suave, cremoso y mucho más fácil de comer. Aquello tenía un precio y tras un curso de formación, decidió lanzar sus clases a un precio de 170 euros por persona.

El curso se impartiría a través de Facebook Live y constaría de nueve sesiones de una hora durante un período de tres semanas. Danira enseñaría todo: desde qué herramientas emplear hasta cómo empaquetar las manzanas de caramelo. Creyó que se apuntarían cien personas, pero en primera instancia recibió 315 solicitudes; en la segunda edición fueron 318. Así fue cómo el curso le generó más de 107.000 euros de beneficios.

A sus 32 años y tras unos comienzos complicados, Danira ha conseguido hacer de algo que le encanta su forma de vida. Actualmente ha reducido sus pedidos para concentrarse en sus cursos online que, además, ha ampliado añadiendo clases en las que muestra cómo hacer tartas, churros…