1. home
  2. /Economía

Puma y Adidas o la disputa de hermanos que originó la fundación de dos imperios del calzado deportivo

Estas marcas no solo comparten sector sino también el mismo origen: Adolf y Rudolf Dassler

2 Minutos de lectura
Rudolf y Adolf Dassler

Puma y Adidas o la disputa de hermanos que originó la fundación de dos imperios del calzado deportivo

© Getty Images

Puma y Adidas son dos gigantes de la ropa deportiva. Millones de personas en todo el mundo llevan algunos de sus modelos, así como deportistas de élite son su imagen y apuestas por sus creaciones para poder ganar en las competiciones. Al año facturan millones, cotizan en bolsa y patrocinan no solo a estrellas sino también eventos deportivos, pero pocos saben que estas dos firmas alemanas nacieron de un enfrentamiento entre dos hermanos.

Todo se remonta a principios de la década pasada, cuando Adolf y Rudolf Dassler crearon la marca de calzado “Dassler Brothers Sports Shoe Factory”. Adolf, también conocido como Adi, se encargaba de fabricar las zapatillas y Rudolf de venderlas. En poco tiempo su producto se empezó a vender rápidamente, llegando a su momento culmen en los Juegos Olímpicos de Berlín de 1936.

Adidas Store
Adidas factura millones al año ©GettyImages

Y es que Adolf soñaba con crear unas zapatillas con tacos en la suela del zapato. Y en el verano de las olimpiadas consiguieron que varios de los atletas lucieran sus modelos, incluido el estadounidense Jesse Owens. Con ellos, el atleta norteamericano ganó cuatro medallas de oro.

Tras las competiciones, los zapatos de los hermanos Dessler se convirtieron en un producto estrellas llegando a vender más de 200.000 pares al año. Pero con la llegada de la Segunda Guerra Mundial todo cambió. Rodolf fue llamado a filas y combatió en Polonia, mientras que Adolf se quedó dirigiendo el negocio. Que en poco tiempo se transformó en un negocio esencial para ayudar en la guerra.

No está muy claro la principal razón de la rivalidad entre estos hermanos, algunos recogen una infidelidad o la rivalidad por presumir quien era realmente el artífice de las zapatillas, pero la teoría más comentada es la de que Rudolf creía que había sido por culpa de su hermano que lo hubieran enviado a la guerra y que le había traicionado al ser capturado por los aliados, que le acusaban de pertenecer a las SS. Por lo tanto, desencadenó en una discusiones con acusaciones cruzadas.

People seen standing outside a Puma store at Ermou street
©GettyImages

Hasta que en 1948, Rudolf toma la decisión de abandonar completamente el negocio y montar el suyo propio: Puma. Mientras que Adolf hacía lo mismo y creaba Adidas, acrónimo que de Adi Dassler. Rudolf no se fue muy lejos e instaló su fábrica al sur del río en Aurach, cerca de donde Adolf mantuvo la fábrica de zapatos Dassler. La rivalidad continuaba incluso en el pueblo natal de los hermanos: Herzogenaurach. Si llevabas el modelo de Adidas o Puma, eras partidario de uno o del otro.

El conflicto familiar fue también un catalizador de la competencia entre ambas marcas. Tanto Puma como Adidas competían fieramente por llevarse a los mejores deportistas para sus campañas y que lucieran sus productos. A la muerte de Adolf y Rudolf, sus hijos les sucedieron, pero el enfrentamiento continuó.

Sin embargo, cuando ambas familias perdieron el control de sus imperios en 2009, se protagonizó un deshielo de la hostilidad con el encuentro de un partido de fútbol entre empleados de las dos compañías en lo que fue “un apretón de manos histórico”.