1. home
  2. /Economía

Todas las claves de las nuevas tarifas de la luz: cómo afectan a tu factura y qué puedes hacer para ahorrar

A partir del 1 de junio cambian las tarifas eléctricas en España para mejorar la eficiencia energética

3 Minutos de lectura
Factura de la luz

A partir de junio tendremos tres períodos de energía y dos niveles de potencia para cifras inferiores a 15 kW

© GettyImages

Junio llega cargado de cambios. Al menos en lo que a economía doméstica se refiere: a partir del 1 de junio cambian las tarifas eléctricas en España. Un cambio regulatorio que afectará a todas las compañías y, por supuesto, al consumidor. Os explicamos todas las claves de las nuevas tarifas de la luz: cómo afectan a la factura y qué se puede hacer para ahorrar.

¿Cuál es la principal modificación? Una reestructuración de las tarifas para mejorar la eficiencia energética. Algo que en la práctica se traduce en tres períodos de energía y dos niveles de potencia para cifras inferiores a 15 kW, que es la que tiene la mayor parte de las casas. Estos son los nuevos tramos

  • P1 – Punta (el más caro): de 10:00 a 14:00 y de 18:00 a 22:00 horas.
  • P2 – Llano (el intermedio): de 8:00 a 10:00, de 14:00 a 18:00 y de 22:00 a 24:00 horas.
  • P3 – Valle (el más barato): de 24:00 a 8:00 horas.
  • Fines de semana y festivos nacionales (no sustituibles y con fecha fija): todas sus horas serán Valle.

Si el contrato se rige por el mercado regulado, el usuario no tendrá que hacer nada porque se aplicarán estas nuevas tarifas de manera automática. Si el que manda es el mercado libre, las compañías adaptarán los precios a la nueva situación.

Factura de la luz
Aquellos hogares que tienen la tarifa regulada sin discriminación horaria (la mayoría) ahorrarán entre 17 euros y 197 euros al año ©GettyImages

¿Sube o baja la factura de la luz?

Todo dependerá de cada caso. Según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), la nueva factura de la luz bajará un 3,4 por ciento en aquellos hogares que tienen la tarifa regulada (PVPC) sin discriminación horaria. Un movimiento que se traducirá en un ahorro que puede oscilar entre los 17 y los 197 euros al año y que afectará a 19 millones de consumidores.

Para los contratos que ya contaban con peajes con diferenciación horaria, la situación será diferente y se podrán encontrar en dos escenarios diferentes. El primero es para aquellos que tienen contratada una potencia inferior a 10 kW: su factura subirá entre 24 y 46 euros al año. El segundo es para los que cuentan con potencias de entre 10 y 15 kW: experimentarán una bajada de entre 72 y 110 euros anuales.

Factura de la luz
Con este cambio, el ahorro está en manos del consumidor porque lo que baja es el término fijo, es decir, la potencia ©GettyImages

¿Cómo se puede ahorrar con la factura nueva?

Con este cambio, el ahorro está en manos del consumidor porque lo que baja es el término fijo, es decir, la potencia. La clave pasa por aprovechar el período Valle aunque cuenta con un hándicap: se aplica de 24:00 a 8:00 horas y los fines de semana. No obstante, hay algunos trucos que se pueden aplicar para que este cambio no afecte a la economía familiar.

El primero de ellos pasa por ajustar la potencia a la baja: según la CNMC esto puede generar una horquilla de ahorro de 200 a 300 euros anuales. No es lo único que podemos hacer:

  • Evitar encender todos los electrodomésticos a la vez.
  • Apuesta por los programas ECO, ajusta la temperatura del frigorífico a cinco grados y la del congelador a -18 y regula el termostato (en invierno a 20º y en verano a 25º).
  • Programar los aparatos que más consumen (lavadora, secadora, lavavajillas…) para que se pongan en marcha dentro de ese horario. Si no cuentan con esta opción, existe la posibilidad de equiparlos con enchufes inteligentes.
  • Cocinar en horarios menos habituales: si el Valle no es posible aprovecharlo, se puede llevar a cabo el menú dentro de las franjas del Llano para no tener la vitrocerámica o la placa de inducción encendidas por la mañana. Aprovecha, además, el calor residual para terminar de preparar los platos.
  • Cuidado con el apagado y el ‘stand by’: muchos electrodomésticos pueden consumir por el simple hecho de estar conectados a la red eléctrica.
  • Coche eléctrico: si tenemos uno, lo más recomendable es cargarlo por la noche.