1. home
  2. /Economía

Margarita Louis-Dreyfus: la apasionante vida de una de las mujeres más ricas del mundo

2 Minutos de lectura
Empresaria

La vida de Margarita dio un giro de 180 grados cuando conoció al que sería su segundo marido, el magnate Robert Louis-Dreyfus

© GettyImages

Margarita Olegovna Bogdanova nació en el seno de una familia humilde en Leningrado (Rusia) en 1962. Cuando era tan solo una niña, sus padres murieron en un accidente de tren, por lo que fue criada por su abuelo. El hombre se esforzó para que su nieta recibiera la mejor formación posible y ella fue brillante en sus estudios. Se graduó en Derecho en la Universidad Estatal de Moscú y aprendió varios idiomas (habla, además del ruso, inglés, francés, alemán e italiano). Nada le hacía imaginar que sería una de las mujeres más ricas del planeta.

Margarita Louis-Dreyfus
Margarita quedó huérfana siendo tan solo una niña y fue criada por su abuelo ©GettyImages

A finales de los 80 conoció a un joven suizo que estaba estudiando en su país. Se enamoraron, se casaron y se fue a vivir a Ginebra con él. Un año después, se separaron, pero ella se quedó en la ciudad, puesto que había encontrado un buen empleo en una empresa ruso-suiza. Su vida estaba a punto de dar un cambio de 180 grados.

Margarita decidió viajar a Nueva York y, en 1988, durante el vuelo a la Gran Manzana, comenzó a hablar con un pasajero que se sentaba en el asiento de al lado. Tantas horas de avión dieron para mucho y el hombre le acabó enseñando una foto de su perro, que a ella le resultó encantador. Antes de llegar a su destino, su compañero de viaje la acabó invitando a cenar. Margarita en ese momento no lo sabía, pero se trataba de Robert Louis-Dreyfus, magnate francés perteneciente a una larga saga de ricos empresarios. En la tercera cita, Robert se declaró. Se casaron en 1992 y tuvieron tres hijos, Eric y los gemelos Kyril y Maurice.

Magnate
Robert Louis-Dreyfus falleció a los 63 años a causa de una leucemia que le habían diagnosticado dos años antes ©CordonPress

Robert y Margarita siempre estaban juntos. Ella le acompañaba en todos los viajes de negocios y él lo consultaba todo con su esposa. Mientras, la fortuna del magnate siguió creciendo. En 1996 se convirtió en el accionista mayoritario del Olympic de Marsella y en el año 2000 regresó al negocio familiar, el Louis-Dreyfus Group, una multinacional que se dedica procesamiento y comercialización de bienes de consumo principalmente agrícolas.

En 2009, Robert falleció a los 63 años a causa de la leucemia que le había diagnosticado dos años y medio antes. Dejó todas sus propiedades en manos de su esposa y esta heredó, entre otras cosas, la presidencia de la junta directiva del Grupo Louis-Dreyfus y el Olympic de Marsella. Comenzó entonces una larga batalla legal con la familia de Robert, de la que saldría vencedora Margarita, que luchaba por preservar lo que un día estaba destinado a ser de sus hijos, siguiendo los deseos de su marido. Con ella al frente, la compañía ha crecido aún más.

Margarita Louis-Dreyfus y Philip Hildebrand
Margarita junto a Philip Hildebrand, su actual pareja y padre de sus dos hijas pequeñas ©GettyImages

Años después, la vida de Margarita Louis-Dreyfus dio un nuevo giro cuando, en 2013, conoció a Philip Hildebrand, vicepresidente de la gestora de inversiones estadounidense BlackRock y ex presidente del directorio del Banco Nacional de Suiza. Con él tuvo otras dos niñas, gemelas, en 2016, cuando ella ya había cumplido los 53 años.