1. home
  2. /Economía

Muere Bernard Madoff, el mayor estafador de la historia, en una cárcel de Estados Unidos

Considerado durante décadas un gran gurú de Wall Street y de las finanzas, cumplía condena por haberse hecho de manera ilegal con más de 40.000 millones de euros

2 Minutos de lectura
Por EUROPA PRESS
El mayor estafador de la historia

Bernard Madoff ha fallecido en la cárcel en la que cumplía condena por haber estafado más de 40.000 millones de euros

© EuropaPress

El financiero de Wall Street Bernard Madoff, estafador de más de 50.000 millones de dólares (41.824 millones de euros), ha fallecido este miércoles a los 82 años en una cárcel federal en Carolina del Norte (Estados Unidos) por causas naturales, según ha confirmado el Departamento de Prisiones del país a Europa Press.

Madoff, expresidente del mercado electrónico de valores Nasdaq, fue condenado en 2009 a 150 años de cárcel, la mayor pena posible, por una estafa piramidal de más de 50.000 millones de dólares. En el momento de dictar sentencia, el juez la catalogó como la mayor estafa individual de la historia.

Considerado durante décadas un gran gurú de las finanzas, Madoff fue detenido en diciembre de 2008 por agentes del FBI en las oficinas de su firma de inversión tras haber confesado a sus hijos que durante 30 años había operado un esquema de Ponzi, una estafa piramidal, que le permitió estafar miles de millones de dólares a sus clientes.

Bernard Madoff
Madoff fue condenado en 2009 a 150 años de cárcel y no se le concedió la libertad por motivos humanitarios cuando se le diagnosticó, en 2020, una enfermedad renal irreversible ©GettyImages

Antes de su detención, Madoff también reconoció que el negocio de asesoría de inversión era un fraude y una “gran mentira” y afirmó estar “acabado” porque no tenía ”absolutamente nada”. De hecho, el inversor podría haber reconocido que contaba únicamente con unos 200 o 300 millones de dólares (unos 165 o 250 millones de euros), que planeaba destinar a pagar a sus empleados, así como familiares y amigos.

El pasado junio de 2020, la Justicia estadounidense le denegó la libertad por motivos humanitarios. Madoff había pedido con anterioridad su traslado al domicilio de un amigo suyo para pasar allí sus últimos días de vida tras serle diagnosticado un fallo renal irreversible. “Cuando condené al señor Madoff en 2009, mi intención era que se pasara el resto de su vida en prisión. De hecho, sus abogados habían pedido una sentencia de entre 12 a 20 años para que pudiera ver la luz del día, pero no consideré al señor Madoff merecedor de esa esperanza, y nada ha cambiado desde entonces”, sentenció el juez a mediados del año pasado.