1. home
  2. /Economía

La cara y la cruz del imperio de Domino’s Pizza: cómo un hermano apostó por el negocio y el otro vendió su parte por un Volkswagen Beetle

La primera pizzería nació en 1960 de la mano de los hermanos Monaghan, quienes habían pasado toda su infancia en un hogar de acogida

3 Minutos de lectura
Domino's Pizza Reports Quarterly Earnings Surpassing Expectations

Actualmente, Domino’s está presente en 73 países y tiene más de 17.000 establecimientos alrededor del mundo

© GettyImages

Actualmente, Domino‘s pizza es el líder mundial en reparto de pizzas. Está presente en 73 países, tiene más de 17.000 establecimientos alrededor del mundo y cuenta con una plantilla de alrededor de 300.000 personas. Sin embargo, detrás de este imperio se oculta un curioso pasado.

El imperio de Domino‘s Pizza nació en 1960. Ese fue el año en que dos hermanos, Tom y James Monaghan, compraron, por 800 euros, una pizzería en Michigan llamada DomiNick’s. Acostumbrados a vivir en diferentes hogares de acogida, debido a la prematura muerte de su padre y a la falta de recursos de su madre, Tom y James habían aprendido a sacarse ellos mismos las castañas del fuego y decidieron llevar a cabo su gran idea de repartir pizzas a domicilio, sin embargo uno apostó más que otro en este negocio… y uno acabó triunfando y el otro no.

Dominos Pizza Founder Establishes Catholic Community In Florida
Tom Monaghan, fundador de Domino’s Pizza ©GettyImages

Los hermanos inicialmente planearon dividir el trabajo en la pizzería de manera uniforme, pero James rápidamente descubrió que eso no le convenía. Él tenía un trabajo a tiempo completo como cartero con un salario estable, prestaciones y una pensión, por lo que pensó que no podía renunciar a eso por una pequeña pizzería. Así que renunció al negocio y vendió la mitad de la empresa a su hermano a cambio del Volkswagen Beetle que utilizaban para los repartos a domicilio.

Así, Tom se convirtió en el dueño absoluto y en 1965 decidió ampliar el negocio comprando dos pizzerías más, momento en el que cambió el nombre de DomiNick‘s Pizza por el actual, Domino’s Pizza, y colocando como logo una ficha de dominó con tres puntos, que representan esas tres primeras tiendas de la marca. Así, Tom había logrado expandir con éxito su pequeño gran negocio mientras que su hermano James había cometido el gran error de su vida.

Las pizzerías comenzaron a expandirse por el mundo y sus innovadoras ideas comenzaron a calar entre sus consumidores. Domino’s integró maquinaria industrial para que sus cajas de cartón fueran hechas con rapidez, con un espesor grueso para que la pizza no sufriera deformaciones y en 1973, se decidió que 30 minutos era el tiempo límite para entregar la pizza a domicilio. En caso de pasar la media hora, el producto se entregaría gratis. Esto generó mayor publicidad a la marca y también se adoptó como un eslogan.

pizza
En 1998, tras 38 años al frente del negocio, Tom decidió vender el 98 % de sus acciones ©GettyImages

En el décimo aniversario de la compañía, había 200 ubicaciones de Domino‘s Pizza. En 1983, la empresa se expandió fuera de los Estados Unidos, con la apertura de una ubicación en Winnipeg, Canadá. En 1985, la compañía aterrizó en Japón, con una ubicación en Tokio. A principios de la década de 1990, la empresa se trasladó a Haití, República Dominicana y toda la India. En 1995, había 1.000 ubicaciones de Domino’s en todo el mundo. Dos años después había 1.500.

En 2014, la compañía aterrizó en el país de la pizza e inauguró un establecimiento en Milán. En aquel momento ya tenía más de 6.000 pizzerías en todo el mundo, mil de ellas solo en la India.

Durante la mayor parte de esta expansión, Tom Monaghan operó Domino‘s por su cuenta, como una empresa privada, pero en 1998, tras 38 años al frente del negocio decidió vender el 98 % de sus acciones al fondo de capital de riesgo Bain Capital por 840 millones de euros. Ahora tiene 83 años y dirige una fundación religiosa, Ave Maria Town, en un pequeño pueblo católico de Florida con universidad, centro comercial, iglesia y campo de golf. Todo de su propiedad. De su hermano James, no se sabe nada.