1. home
  2. /Economía

Ganadera vs. directiva de una gran empresa: Alicia y Gloria, dos mujeres brillantes en mundos opuestos

A pesar de las enormes diferencias en sus respectivos trabajos, las dos intentan llevar a sus empresas a lo más alto, buscando a la vez tiempo para conciliar con la vida familiar

3 Minutos de lectura
Ganadera y Directora de RRHH

Alicia González y Gloria Ausió son ganadera y directora de RRHH, respectivamente

© Láctos Martínez-Queso Los Cameros/Ricoh España

Un corral en el campo y un despacho de una gran compañía tecnológica. Dos mundos opuestos a los que pertenecen dos mujeres, Alicia González y Gloria Ausió, que tienen, sin embargo, muchas más cosas en común de las que cabría esperar en un principio. Ganadera de Lácteos Martínez-Queso Los Cameros y Directora de Recursos Humanos de Ricoh España, respectivamente, ambas buscan llevar a su empresa y a su equipo a lo más alto, lidiando con los inconvenientes del día a día e intentando sacar tiempo para conciliar la vida familiar, puesto que las dos son madres. A todo eso se ha unido el mayor de los imprevistos: la pandemia.

Alicia tiene un ganado caprino de 340 cabezas. Los animales no entienden de horarios ni de días festivos; tampoco de pandemias ni confinamientos. Al ser el suyo un servicio esencial, siguieron haciendo las mismas labores de siempre: “Toda la familia subíamos cada día al corral para hacer el trabajo diario de ordeñar, arreglar a las cabras, llevarlas al campo…”, explica en una entrevista a TU OTRO DIARIO. Tiene una hija de 10 años que asistía a sus clases online desde el corral, donde “se conectaba a Internet y hacía los deberes”.

Gloria, por su parte, pudo teletrabajar, si bien nos indica que le resultó más difícil de lo habitual fijarse horarios y desconectar, aunque “también es verdad que hubo una gran sobrecarga de retos gestionar, muchos de ellos nuevos para nosotros”. Alicia, sin embargo, no se imagina teletrabajando: “Me resultaría difícil; yo necesito salir y relacionarme con la gente”, nos cuenta.

Más allá del trabajo presencial o a distancia, el confinamiento afectó a Ausió, como a la mayoría, a desde una perspectiva personal. “Fue duro porque me impidió hacer aquello que suelo hacer para reponerme del esfuerzo mental y del estilo de vida que conlleva mi trabajo y también por la falta de contacto familiar y social”, pero sobre todo porque “hubo algunas situaciones particularmente tristes que en este contexto lo fueron más, como complicaciones de salud de mis padres”, confiesa.

Ganadera
Alicia puede conciliar ‘sin ningún tipo de problema’ la vida familiar y familiar porque se puede organizar fácilmente con su marido©Lácteos Martínez-Queso Los Cameros

“Vivimos cuatro personas en un piso acumulando nuestras propias preocupaciones y con pocas posibilidades de hacer aquello que nos gustaba, aunque fuera algo tan sencillo como salir a pasear o ir al gimnasio”, continúa. “De repente, sentir el sol o el viento en la cara se convirtió en un lujo”. Esa ha sido precisamente una de las grandes ventajas del trabajo de Alicia: “Nosotros hemos tenido suerte porque obligatoriamente teníamos que salir a trabajar. A la vez era una libertad porque estábamos al aire libre”.

¿Obstáculos en un mundo de hombres?

Las mujeres directivas en España siguen representando un porcentaje muy inferior al de los hombres y, en la profesión de Alicia, es poco común la presencia de ganaderas. Aun así las dos aseguran que eso no les ha supuesto impedimento alguno. “He tenido la suerte de que se reconociera mi labor independientemente de mi condición de mujer y se me animara a aceptar responsabilidades crecientes”, comenta Gloria. González, que antes trabajaba en un despacho y se marchó al campo por amor tras conocer a su marido, detalla que en “en este sector”, el de la ganadería, no ha tenido ningún inconveniente al respecto y que ha ido “poco a poco aprendiendo” y creciendo.

Directora de RHH de Ricoh España
Ausió detalla que, desde el inicio de la pandemia ha tenido que tomar decisiones difíciles y explica lo duro que ha sido también en el plano personal©Ricoh España

Conciliación familiar y laboral

Dejando a un lado la pandemia, la conciliación laboral y familiar es algo por lo que aún a día de hoy sigue afectando, por lo general, solo a las mujeres, sobre las que suele recaer una mayor responsabilidad en el cuidado de los hijos, independientemente de la profesión que ejerzan. Alicia asegura que no tiene ningún problema al respecto: “Estamos mi marido y yo y, al ser nuestro negocio, nos repartimos el trabajo y las horas. Nos podemos arreglar entre los dos”, detalla. “Si tengo que ausentarme él se queda haciendo el trabajo, aunque le costará el doble”.

Gloria también destaca que su éxito profesional es gracias a su familia: “Debo buena parte de mi carrera al apoyo que he tenido en casa por parte de mi marido e hijos”. Aun así, reconoce que no siempre logra conciliar bien. “Tiendo a ser una persona bastante intensa y autoexigente, y me vuelco en lo que hago, pero con los años vas aprendiendo la importancia de tomar perspectiva y encontrar un mayor equilibro en el uso del tiempo para cuidar todos los aspectos de la nuestra vida, y en esto estoy”.