1. home
  2. /Economía

Esta es la carta que un ladrón de bancos ha enviado a Ana Botín pidiéndole perdón por sus atracos

El atracador cumple condena en la prisión de Burgos desde 2002

2 Minutos de lectura
Ana Botín Award 40th Of Women To The Police

Ana Botín, presidenta del banco Santander

© GettyImages

Hace unos meses llegaba a la sede del Banco Santander en la madrileña localidad de Boadilla del Monte una carta dirigida a Ana Botín. Hasta ahí todo sería algo normal si no fuera por lo llamativo de su remitente, que no era otro, que un atracador de bancos.

El protagonista de esta misiva se llama Julio, tiene 53 años, y actualmente cumple condena en la prisión de Burgos desde 2002 tras cometer varios robos con violencia en diferentes sucursales de nuestro país, uno de ellos, concretamente en una de las oficinas del banco que preside Ana Patricia Botín en Guipúzcoa y en el que Julio amenazó al director de dicha sucursal a punta de pistola. Arrepentido de los hechos, el preso, que actualmente participa en el programa de Justicia Restaurativa con el objetivo de reinsertarse de nuevo, decidió escribir una carta a la banquera con la intención de restituir en la medida de sus posibilidades el daño que había causado con sus actos.

Santander ATM In Madrid
El atracador cometió varios robos con violencia en diferentes sucursales de nuestro país ©GettyImages

La carta, cuyo contenido ha sido reproducido en parte por la revista Forbes decía así:

“Estimada Ana Patricia. No sé cómo enfocar esta carta y no creo que jamás caiga en tus manos (bueno, en realidad no confío ni en que llegue a leerla la secretaria de tu secretaria), pero yo tengo la necesidad de escribirla. Y como de la necesidad nace el atrevimiento, de ahí que hoy yo me atreva a escribirte estas palabras (…) Debido a mis problemas con las drogas acabé atracando sucursales bancarias a mano armada, y algunas de esas sucursales eran precisamente del Banco Santander”.

Office Desktop: Still Life With Pens, Paper, Mail, Keys, Books, And Framed Photograph.
En su carta, el atracador no pide el perdón de sus víctimas, sino que su intención es ofrecerles una explicación de sus actos ©GettyImages

A pesar de sus palabras y de su iniciativa, Julio puntualiza que su carta no se trata de una disculpa, pues es consciente de que el daño ya está hecho, sino de una explicación: “no trato de que me perdones; […]bastante tengo con que algún día pueda perdonarme a mí mismo por el daño causado a mis familiares y a mi propia persona» señala el preso en su escrito.

Leída en persona por Ana Botín, lo que nunca imaginó Julio es que su carta obtendría respuesta y no solo eso, sino que tuvo la oportunidad de hablar en persona con el director de la sucursal a quien asaltó pistola en mano gracias a que la banquera se implicó en esta reinserción y ofreció su colaboración. Así el pasado 29 de enero y a través de una videollamada debido a las restricciones impuestas por la pandemia, el preso tuvo la oportunidad de pedir perdón al empleado del banco, quien aceptó las disculpas de Julio, a quien animó a seguir por el buen camino