1. home
  2. /Economía

La crisis del coronavirus destruyó 360.105 empleos en 2020 y dejó en paro a 724.532 personas

La cifra total de parados en nuestro país se eleva hasta los 3,88 millones de personas, 1,6 millones de hombres y 2,2 millones de mujeres

4 Minutos de lectura
Por EUROPA PRESS
Gente hace cola para recibir donaciones de alimentos debido al aumento del desempleo y la pobreza mientras la economía española se ve afectada por la pandemia del coronavirus

Ni la campaña de Navidad logró salvar el último mes del año pasado, pues el paro subió en diciembre de 2020 por primera vez tras ocho años de descensos

© GettyImages

El año 2020, marcado por la crisis del Covid durante nueve de sus doce meses, rompió con siete años consecutivos de descensos del paro registrado al sumar en el conjunto del ejercicio 724.532 desempleados (+22,9 por ciento), su mayor repunte anual desde 2009, en plena crisis financiera.

Así, el volumen total de parados alcanzó al finalizar el ejercicio la cifra de 3.888.137 desempleados, la más alta desde mayo de 2016, después de registrar en el último mes de 2020 un aumento mensual de 36.825 desempleados (+0,9 por ciento), también su peor dato en un mes de diciembre desde 2009, cuando subió en 54.657 parados, según datos publicados este martes por el Ministerio de Trabajo y Economía Social.

Número de parados en meses comparables en España hasta diciembre de 2020 (Ministerio de Trabajo y Economía Social)
El paro aumentó el año pasado en todos los sectores económicos, especialmente en los servicios, que sumaron 506.084 desempleados©EuropaPress

La subida del paro en 2020, motivada por la crisis del coronavirus, ha roto con siete años de bajadas del desempleo y es el peor dato que se registra desde 2009, cuando el desempleo se incrementó en casi 800.000 personas.

Ni la campaña de Navidad logró salvar el último mes del año pasado, pues el paro subió en diciembre de 2020 por primera vez tras ocho años de descensos. Eso sí, Trabajo destaca que el aumento del desempleo en el último trimestre de 2020 fue casi siete veces menor que en la primera ola de la pandemia.

Estos datos no incluyen a los trabajadores que se encuentran en suspensión de empleo o reducción horaria como consecuencia de un ERTE, ya que la definición de paro registrado no los contabiliza como desempleados. A cierre de 2020, los trabajadores en ERTE superaban los 755.000, lejos de los 3,4 millones que llegaron a estar bajo su paraguas en el pico máximo de la pandemia.

Los servicios suman más de medio millón de parados

El paro aumentó el año pasado en todos los sectores económicos, especialmente en los servicios, que sumaron 506.084 desempleados (+22,8 por ciento) en el año.

Le siguieron el colectivo sin empleo anterior, con 92.872 desempleados más (+35,9 por ciento), y la construcción, que registró un incremento de 44.133 parados (+16,1 por ciento) en 2020. La agricultura y la industria, por su parte, sumaron 41.178 y 40.265 desempleados más, con alzas porcentuales respecto a 2019 del 29,2 por ciento y del 14,6 por ciento, respectivamente.

Un voluntario prepara paquetes de alimentos para distribuirlos a organizaciones caritativas en el banco de alimentos de Palma de Mallorca el 2 de diciembre de 2020
Según los datos de Trabajo, el paro registrado entre los extranjeros subió en 2020 en 167.086 desempleados respecto a 2019, hasta situarse el total de inmigrantes en desempleo en 565.380©GettyImages

El paro se incrementó en 2020 en ambos sexos, aunque, en valores absolutos, lo hizo en mayor medida entre las mujeres. Así, el desempleo femenino subió en 389.912 mujeres respecto a 2019 (+21,2 por ciento), frente a un repunte anual del paro masculino de 334.620 nuevos desempleados (+25,1 por ciento).

Así, al finalizar el año, el número de mujeres en paro se situó en 2.225.121 y el de hombres, en 1.663.016.

Por edades, el desempleo entre los jóvenes menores de 25 años se disparó un 47,1% en 2020, con 116.291 parados más que en 2019, mientras que el paro de las personas con 25 años y más aumentó en 608.241 desempleados (+20,8%).

Andalucía y Cataluña lideran el paro en 2020

El paro subió en 2020 en todas las comunidades autónomas, especialmente en Andalucía (+191.503 parados), Cataluña (+109.487), Madrid (+93.184), Comunidad Valenciana (+80.137) y Canarias (+61.188).

Por su parte, los menores repuntes anuales del desempleo se dieron en La Rioja, con 3.041 parados más que en 2019, y Cantabria, que sumó 5.900 nuevos desempleados en el año.

Según los datos de Trabajo, el paro registrado entre los extranjeros subió en 2020 en 167.086 desempleados (+41,9 por ciento) respecto a 2019, hasta situarse el total de inmigrantes en desempleo en 565.380.

El personal de la piscina durante la limpieza, higienización y adaptación a la normativa sobre coronavirus en el bar anexo a la piscina, con vistas a la reapertura
Un total de 8.078.758 personas percibieron prestaciones por desempleo en algún momento de 2020©GettyImages

La contratación cae un 29 por ciento anual

En cuanto a la contratación, en 2020 se realizaron 15.943.061 contratos, lo que supone 6,5 millones de contratos menos que en 2019, con un descenso relativo del 29,1%.

De esos más de 15 millones de contratos, sólo 1.545.610 fueron contratos indefinidos, cifra que equivale al 9,69% de todos los realizados en 2020 y que es un 28,4% inferior a la de 2019.

Dentro de los contratos indefinidos, los contratos a tiempo completo sumaron 929.058 en el año, un 27,1 por ciento menos que en 2019, en tanto que los contratos indefinidos a tiempo parcial totalizaron 616.552, con un retroceso anual del 30,3%.

La factura de los ERTE: 14.000 millones desde abril

Trabajo ha informado además de que el gasto en prestaciones se situó en noviembre (último dato disponible) en 2.430,6 millones de euros y acumula un importe superior a los 35.320 millones entre diciembre de 2019 y noviembre de 2020.

Entre abril y noviembre, la factura de los ERTE alcanzó los 14.173 millones de euros. Un total de 8.078.758 personas percibieron prestaciones por desempleo en algún momento de 2020, situándose el máximo mensual en mayo, con casi 6 millones de beneficiarios de alguna prestación del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).