1. home
  2. /Economía

Como un cohete, Elon Musk supera a Bill Gates y se convierte en el segundo hombre más rico del mundo

El excéntrico fundador de PayPal, Tesla o SpaceX, posee un patrimonio neto de más de 107.620 millones de euros

3 Minutos de lectura
Por TU OTRO DIARIO/EUROPA PRESS
Elon Musk Visits Germany

Famoso por ser el fundador de Tesla, Paypal y Space-X, Elon Musk es considerado uno de los genios del siglo XXI

© GettyImages

El fundador del fabricante de vehículos eléctricos Tesla,  Elon Musk  , ha superado por unos 170 millones de euros al cofundador de Microsoft   Bill Gates  y se ha convertido en la segunda persona más rica del mundo, solo por detrás del fundador de Amazon, Jeff Bezos.

Así, el patrimonio neto del empresario se situó en más de 107.620 millones de euros impulsado por el aumento de precio de las acciones de Tesla, que han llevado a Musk a ganar más 84.000 millones de euros en lo que va de año.

Ha respondido a Bill Gates
Elon Musk mantiene una divertida rivalidad con Bill Gates que en los últimos meses se ha visto avivada en las redes sociales©GettyImages

Según el listado de multimillonarios que publica Bloomberg, tres cuartas partes del patrimonio de Musk se corresponde a las acciones de Tesla, que han multiplicado su precio por cinco este 2020.

De esta manera, es la segunda vez en los últimos ocho años que Gates se sitúa por debajo del número dos en la lista de los más ricos del mundo, ya que ocupó varios años el primer puesto antes de ser superado en 2017 por Bezos.

Su patrimonio es 107.450 millones de euros, aunque sería mucho mayor si no hubiese donado millones a organizaciones benéficas. En este sentido, ha donado más de 22.720 millones de euros a la fundación que lleva su nombre desde 2006.

Discrepancias entre multimillonarios

Sin embargo, Musk y Gates no solo ‘compiten’ por ser la persona más rica del mundo, sino que también en redes sociales, donde el fundador de Tesla aseguró que Gates “no tenía ni idea” sobre camiones eléctricos, en respuesta a una publicación de Gates en la que sugirió que la electricidad probablemente no sería una solución práctica para propulsar vehículos pesados de largo recorrido.

Maye Musk y Elon Musk
El empresario tecnológico junto a su madre, Maye Musk©GettyImages

Además, la pandemia provocó palabras más duras entre ambos. Musk ha minimizado con frecuencia los riesgos del Covid-19  , cuestionando los datos sobre su propagación y fatalidad. Por su parte, Gates desestimó los comentarios de Musk. “Espero que no confunda las áreas en las que no está demasiado involucrado”, lamentó.

Entre otras anécdotas, Bill Gates se compró un Porsche eléctrico, apostando por la marca del grupo Volkswagen y no por Tesla, lo cual fue calificado por Musk como “decepcionante”.

Luces y sombra en la vida de Musk

Nació en Sudáfrica en 1971 y de él dicen que leyó la Enciclopedia Británica de principio a fin cuando sólo era un niño. Aprendió a programar con diez años y a los doce ya había creado y vendido por 550 euros su primer producto tecnológico: un videojuego llamado Blastar. A pesar de su precocidad no se libró del acoso escolar y en su casa las cosas no estaban mucho mejor que en el colegio.

Con 17 años, Elon Musk se fue a Canadá con una mano delante y otra detrás. Allí era donde había crecido su madre y el lugar en el que estaba parte de su familia, los mismos que le echaron una mano ya que no tenía ni un céntimo a su nombre. Estudió Economía y Física en la Universidad de Pennsylvania y cuando se graduó puso rumbo a Silicon Valley para cursar un doctorado en Stanford.

Heavenly Bodies: Fashion & The Catholic Imagination Costume Institute Gala
Elon Musk junto a su actual pareja, la cantante Grimes©GettyImages

Lo dejó dos semanas después para poner en marcha Zip2, una empresa que desarrollaba software para medios y que vendió en 1999 por unos 300 millones de euros; él logró un beneficio de casi 20 millones. El siguiente movimiento de Musk fue crear un banco online llamado X.com, que Ebay le compró en 2002 reportándole unas ganancias de 160 millones de euros. Con todo lo recaudado fundó SpaceX y Elon empezó a soñar a lo grande. El club de los multimillonarios estaba a un paso.

Siguió fraguando su imperio empresarial apostando por la energía alternativa. Entre 2003 y 2004 fundó Solarcity (el que ahora es el mayor instalador de paneles solares de Estados Unidos) y Tesla. Una marca de coches eléctricos que ha revolucionado la industria del motor con una reducida oferta de modelos que ofrecen rangos de autonomía al alcance de muy pocos. Dos años después vio la luz The Boring Company, su compañía de excavación e infraestructuras que tiene como objetivo abordar el riesgo climático acelerando la transición a la electricidad limpia y al transporte eléctrico.

Emprendedor nato y siempre ávido de conocimientos, en 2016 Musk daba un paso más en su imperio tecnológico y fundaba Neuralink, una empresa de nanobiotecnología centrada en la creación de dispositivos que se pueden implantar en el cerebro humano, con el propósito final de ayudar a los seres humanos a fusionarse con el software y mantener el ritmo de los avances en inteligencia artificial.

Listas de millonarios aparte, lo que parece bastante claro, es que Musk no solo ha venido al mundo para hacer millones sino también para revolucionarlo.