Lego y la importancia de sus millones de ladrillos en tiempos de coronavirus

Su CEO desvela detalles de la empresa así como el papel que juegan en el aprendizaje de los más pequeños

3 Minutos de lectura

22 de Octubre 2020 / 15:25 CEST

Re-opening Continues Across Densely Populated New York And New Jersey Areas

Durante los seis primeros meses de 2020 las ventas de Lego crecieron un 14 por ciento debido al confinamiento de los niños de todo el mundo

© GettyImages

El coronavirus ha cambiado nuestra forma de vida: las restricciones han obligado a las madres y a los padres a guardar un perfecto equilibrio entre la vida laboral y la personal. En este sentido, las compañías de juguetes han servido de salvavidas para entretener y enseñar a los más pequeños. Lego, una empresa que renueva el 60% de sus productos cada año, es el mejor ejemplo de ello.

El pasado mes de marzo los trabajadores de Lego se dieron cuenta de que casi el 90 por ciento de los niños que estaban en edad escolar estaban en casa. Por ello, publicaron una serie de ideas de juegos y sugerencias de construcción: un contenido digital que, según la empresa, ha llegado a más de 80 millones de usuarios en todo el mundo. Una fuente de inspiración que ha llenado los hogares de castillos, barcos, camiones, casas, figuras fantásticas…

Según ha explicado Niels Christiansen (CEO de Lego) a la revista Time: “No se trataba de una estrategia para vender más, simplemente queríamos dar ideas creativas para que las construyeran”. Aun así, las ventas aumentaron un 14 por ciento en la primera mitad de 2020 y los ingresos totales han crecido un 7 por ciento en ese tiempo llegando a alcanzar, aproximadamente, los 2.100 millones de euros.

Lego Managing Director Niels B. Christiansen
Niels Christiansen, CEO de Lego, cree que habilidades básicas se obtienen a través del juego©GettyImages

La calidad de sus productos

El director ejecutivo de Lego ha desvelado, en una charla con diferentes lectores de la citada publicación, que Lego fabrica alrededor de cien mil millones de ladrillos al año de muchas formas, tamaños y colores diferentes: “Si falta un solo ladrillo de un solo color, no podemos producir el juego así que tenemos un gran reto logístico para asegurarnos de que todos los elementos están en el lugar y el momento correctos”.

Niels Christiansen también ha explicado que para brindar la seguridad, la calidad y la funcionalidad de la que presumen, las piezas de sus sets son sometidas a diferentes pruebas como permanecer al sol durante un par de semanas para, después, introducirlas en una cámara frigorífica. El objetivo es que los famosos ladrillos no tengan formas y líneas afiladas, pero, sobre todo, que no se rompan: “Pueden estar guardadas durante cuarenta años y encajar perfectamente con las que compraste el día de antes”.

Boy playing Lego
Desde Lego apuntan que el tiempo que los niños pasan creando con sus piezas les aleja de estar pegados a una pantalla©GettyImages

El papel de Lego

Por otro lado, explicó la importancia del papel que Lego juega en la sociedad a través de su Fundación. Ésta lleva a cabo diferentes estudios sobre la resiliencia, la resolución de problemas y la creatividad que se aprenden jugando. Hoy en día los niños se someten a más pruebas, están bajo más presión en la escuela, fuera de ella, en las actividades extraescolares, en los deportes que practican… Niels Christiansen cree que para lidiar con este entorno necesitan habilidades básicas que se obtienen a través del juego.

Y ahí es donde reside parte del éxito de Lego: con sus ladrillos puedes expresarte, probar cosas, jugar y construir. Un proceso que te da la oportunidad de sentirte orgulloso de aquello que has realizado, pero también te permite mejorarlo obteniendo, así, nuevas ideas. Algo que responde a la pregunta que se hizo hace poco: ¿siguen siendo relevantes los sets de su empresa? La respuesta está clara: “Más que nunca. A los niños les gusta mucho y mientras están entretenidos creando con nuestras piezas, no se pasan tres días pegados a una pantalla”.

tags: